Gonzalo Peralta, médico especialista en neumonología, nos da su opinión sobre el sistema de salud de la provincia de Mendoza.

 Con respecto a esta pandemia ¿cómo considera las medidas que se vienen tomando en Mendoza y cómo afecta en la sociedad la falta de conocimiento y de información al respecto?

Tengo mi opinión formada, como todos los que están comprometidos con esta pandemia y estamos preocupados con la atención de pacientes, más si tenemos conocimiento del tema.

Considero que se debería avanzar en un bloqueo más importante para poder achatar nuevamente la curva.

Mendoza, ya está saturada, no coincido con algunas declaraciones que niegan la situación crítica.

Hay hospitales de Mendoza, que se están quedando sin resto.

Es verdad que el caso de pacientes que se contagian de Covid y se complican es un porcentaje bajo, pero cuando la población afectada empieza a aumentar, ese pequeño porcentaje pasa a ser inmanejable.

Es necesario que se otorguen mas incentivos para especialidades críticas, como terapias intensivas, un incentivo para que los jóvenes se dediquen a estas especialidades.

Era previsible que cuando esta pandemia nos golpeara, no íbamos a estar preparado. La única alternativa es volver a cerrar.

Soy consciente, que ante el cierre empezamos a desarrollar una catástrofe socioeconómica, pero es la realidad.

Negarla bajo cualquier otro tipo de argumento, no tiene ningún beneficio.

Estamos hablando entre elegir dos males, los médicos estamos acostumbrados a elegir entre dos males, y elegir el mal menor.

Frente a la vida o la quiebra de empresas, yo prefiero la vida.

Cada vida que podamos salvar lo vale, después nos pondremos de pie en lo socioeconómico.

En Mendoza, no hay más opción que cerrar.

La asociación de neumonólogos intentó aportar una idea para el sistema de salud en este contexto ¿cual fue y qué respuesta obtuvieron al respecto por parte del gobierno?

Cuando empezó la pandemia, estuvimos reunidos con integrantes de  la subsecretaría de salud de la provincia.

Le propusimos colaborar, participar en lo que fuera necesario, para poder anticiparnos a la pandemia con medidas acordes tales como:

1) Desarrollar hospitales de campaña.

2) Ampliación de terapias intensivas.

El gobierno de Mendoza, no invirtió lo que tenía que invertir.

A mí entender, se especuló que en Mendoza no iba a ocurrir lo que venía ocurriendo en Europa, para no «malgastar los pocos recursos que tenemos».

Creo que esa especulación nos va a salir cara, porque hoy por hoy tal vez ya sea tarde, de todos modos todavía estamos a tiempo para hacer inversiones grandes.

Se tendrían que desviar los recursos de la provincia para:

1) Aumentar los honorarios a terapistas y médicos clínicos que trabajan en el piso de internación Covid.

2) Dotar de equipamiento para protección personal.

3) Aumentar la inversión en camas de terapia intensiva.

4) Armar equipos para poder responder en las áreas críticas.

Es necesario dotar de personal pago en el 0800 Covid de la provincia, para que puedan responder como corresponde, acorde a que no se hace el seguimiento adecuado por estar desbordado el sistema.

¿Cuál es tu opinión al respecto de esta desconexión por parte del gobierno de Mendoza para con la Asociación mendocina de neumonología?

Es importante que se haga partícipe de la mesa chica que asesora a la ministra, a representantes de las sociedades científicas relacionadas con la salud respiratoria e infectológica, deberían haber neumonólogos, clínicos de los principales hospitales, una mesa más amplia para que se logren consensos y disminuir el margen de error.

Cuando aumentemos las mentes y las personas comprometidas, va a disminuir el potencial de error en cada toma de decisión.

A mí entender una gran medida sería convocar a las sociedades científicas, pero la convocatoria debería ser formal.

Hasta donde yo tengo entendido, «no tenemos participación formal en esta mesa chica».

¿Considera que el sistema de salud está colapsado, que medidas se deberían tomar al respecto?

No creo que sea bueno no decirle la verdad a la población.

Hace falta un miedo movilizador, un miedo realista, para que la gente entienda que se tiene que quedar en la casa.

Todos sabemos lo perjudicial que puede ser volver a cerrar, pero todos sabemos de lo crítico que está el sistema de salud.

El colapso va en aumento,  y tenemos mayor ocupación de camas que en AMBA.

Considero que es necesario conocer la verdad para que la gente comprenda, ojalá el gobierno tome medidas.

No nos queda otra opción que cerrar, es mi opinión.

Tiene conocimiento de personas que han sido hisopadas y que fueron enviadas a sus hogares, contagiando a su grupo familiar.

Tengo conocimiento directo donde por teléfono del 0800 se han minimizaron los síntomas y terminaron siendo positivos.

Tengo conocimiento directo donde a los contactos no los han llamado.

Tengo conocimiento de casos que son positivos y recién los llamaron a la semana, esto aumenta el margen de error en cuanto al aislamiento que es fundamental en el entorno de cada caso positivo.

Si no aislamos al entorno del caso positivo, la velocidad de contagio supera rápidamente a la capacidad del sistema de salud.

Tengo conocimiento que falta inversión para mejorar el aislamiento preventivo de todos los contactos.