La visita a Mendoza de José Luis Espert, el comprovinciano y ex candidato a gobernador por el Partido Demócrata Luis Rosales, junto al mediático Milei sacudió la modorra vernácula. Primero una extraña manifestacion del más extraño aún partido de Lopez Murphy expresando incomodidad, sorprendió. Pero más debe inquietar al liderazgo confortable del diputado nacional Alfredo Cornejo la postal.que ilustra esta nota. En la coqueta terraza del hotel Hyatt se los vio a Espert y Rosales junto al siempre sonriente referente del PRO mendocino y diputado nacional Omar de Marchi, reunión que no abre incógnitas pero enciende alarmas. Y lo que sí altera la previsible reunión de liberales conspicuos es la presencia del senador provincial, desaforado y especie de «aquaman» mendocino Marcelo Romano, tenaz opositor de su propio primo y coterráneo Cornejo. Tranquiliza a otros que a pesar de no exhibir barbijos, respetaban la distancia, separación que insinúan achicar en las próximas elecciones legislativas Un viejo apotegma de las ciencias politicas indica que la mejor manera de esconderse es subiéndose al escenario y actuar. La foto hace especular que la crisis es tan intensa que no da ni para un café. De agua mejor no hablar.