Según comentó durante el programa Muchas Gracias, la licenciada en nutrición Florencia Rodríguez, los beneficios que otorgan las legumbres como alimentos saludables llegan a más personas del departamento sureño.

El programa Nutrir, con el que se producen alimentos a base de legumbres comenzó a ser aplicado por el municipio de San Rafael en el año 2019 y según explicó Rodriguez, busca mejorar la calidad de la alimentación de familias con vulnerabilidad económica.

A su vez, organizaciones de la sociedad civil como el Rotary Internacional realizan distintos aportes como ocurrió este fin de semana en que el intendente Emir Félix y el gobernador del Rotary, Hugo Taboada, firmaron un convenio por el que el Municipio incorporó cuatro moledores de granos para ampliar y fortalecer el mencionado programa “Nutrir”. “Nosotros sacamos materia prima, y es requisito que la gente se capacite, por lo que hemos podido comenzar a trabajar en la elaboración de estos alimentos.” sostuvo la licenciada.

Los flamantes equipos trabajarán con las “vacas mecánicas” que ya funcionan en los CIC del barrio Sosneado, Cuadro Benegas y Monte Comán y en la escuela técnica de Real del Padre. “con las vaca mecanicas elaboramos alimentos en vae de soja, garbanzo y arvejas, con lo cual capacitamos para la cocción de los alimentos en diversas elaboraciones. La idea es cubrir requerimientos nutricionales que se consumen de manera deficiente”.

De esta manera ampliará el programa con el que se viene trabajando desde 2019, haciendo hincapié en la mejora alimentaria de las comunidades más vulnerables y que no tienen acceso a alimentos de alta calidad nutricional. Además habló de una población con un grado importante de sobrepeso u obesidad y por otro lado, población de bajo peso con déficit nutricional, y explicó casos de desnutrición oculta.

Para que la propuesta se siga desarrollando se sumarán ahora estos “molinos” aptos para moler leguminosas y frutos secos para generar alimentos a base de harinas de arveja, garbanzos, porotos, almendras, entre otros. “Esto también logrará sumar proteínas vegetales, fibras, vitaminas y minerales a la dieta de los vecinos. Los molinos producen alimentos a mayor escala, brindando un producto seguro e inocuo para la comunidad ya que -por ser un alimento seco- no existe carga microbiana”.

Actualmente el programa abastece a 1450 familias de Salto de las Rosas, Malvinas, Los Tres Vientos, Rincón del Atuel, Cuadro Benegas, Villa Atuel, Monte Coman, Goudge, Cuadro Nacional, La Llave, Punta de Diamante, La Cañadita, Capitán Montoya, El Toledano, El Nihuil, El Cerrito, Real del Padre, Villa 25 de Mayo y en distintos barrios de Ciudad los que se benefician con el programa, y con los nuevos equipos buscará ampliar a zonas más alejadas como El Sosneado y Punta del Agua. ”Esta entrega ha ayudado a introducir en la población la parte educativa de la alimentación, en función del acceso y la disponibilidad que tiene la población” sostuvo la licenciada Rodríguez.