Alejandra Trigueros y Diego Flores protagonizan esta comedia online que recorre los vericuetos de un vínculo entre una madre y un hijo durante una pandemia

Todo dependerá de cómo se la mire. Porque si hay algo que Frío. Calor. Lluvia. Y otro día más deja en manos del público es determinar si asiste a una comedia o un drama. «Es una obra de teatro que quiere ser dramática pero termina siendo cómica. O al revés. Al estilo Elige tu propia aventura, nos propone elegir con qué versión quedarnos», anticipa Rubén Antinori Piticchio, quien, en esta obra producida para entornos virtuales, asume la dramaturgia y dirección por primera vez.

Su opera prima es hija de la pandemia. Fue escrita, ensayada y estrenada en 2020, el año en que el concepto de distopía se filtró en la realidad. «La obra propone un juego entre ficción y realidad muy parecido al 2020. Invita a preguntarse ¿Cuál es la verdad y cuál, la ficción en esta historia?», cuenta el director.

Frío. Calor. Lluvia. Y otro día más nos muestra a una madre (Alejandra Trigueros) y un hijo (Diego Flores) conviviendo en cuarentena. Ambos, con la necesidad imperiosa de hacer lo que más le gusta: ella, sueña con ser Norma Aleandro y él, con escribir como Saramago. En la convivencia, estos deseos se cruzan y entran en disputa. «Cualquiera se va a sentir identificado con alguno de los roles. El vínculo entre madre e hijo es algo bastante conocido y la mayoría conocemos a Norma Leandro o hemos escuchado sobre Ensayo sobre la ceguera -novela del escritor portugués- Pero también está lo otro: pequeñas cosas extraordinarias que ponen en duda lo que sucede y que el final aclara».

Débora Candito es la encargada de la dirección audiovisual de la puesta online: diseñó los planos, calibró el sonido y ajustó el registro actoral frente a cámaras. «Débora -actriz, directora de teatro, productora audiovisual- tiene una sensibilidad extraordinaria para el teatro y para este nuevo híbrido de teatro frente a cámara».

Zigzagueando entre realidad y ficción, con guiños a la actuación y a la literatura y referencias a la «mendocinidad», está urdida la trama de esta particular historia en la que nada es lo que parece.

Frío. Calor. Lluvia. Y otro día más continúa su segunda temporada con funciones en marzo. Se verá los martes 2, 16 y 30, a las 22, en vivo, por YouTube. La entrada es a la gorra (de $200 a $1000) y puede adquirirse en www.teatroenlanube1.com