La profesora e investigadora Cecilia Molina, en Muchas Gracias dio detalles de la investigación que distintas universidades desarrollan en el país a partir de un proyecto incluido en el PISAC, Programa de investigación sobre la Sociedad Argentina Contemporánea convocado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación .

“La inseguridad alimentaria y la insuficiente actividad física en las infancias son problemas previos a la pandemia de COVID-19. No obstante, se conjetura que, debido al aislamiento prolongado y sus efectos en la economía y en las condiciones de vida de la población, aquellos dos factores se han profundizado de manera significativa y probablemente impacten en la salud de niñas y niños y adolescentes, en especial de los sectores vulnerables” explicó Molina.

La doctora Molina es la investigadora responsable del Nodo UNCuyo de esta investigación que coordina la Universidad Nacional de la Matanza y que fue seleccionada dentro de la convocatoria PISAC-COVID-19 “La sociedad argentina en la pospandemia”, en el eje temático «Salud y nuevas formas de protección social».

Según comentó la especialista, esta investigación que abarca a 9 centros de todo el país “plantea una aproximación integral al ejercicio del derecho a la salud, el acceso a los alimentos y otros derechos vinculados con las infancias. Se trata de estimar la magnitud de los efectos del aislamiento, los principales factores asociados y también el efecto de las medidas paliativas y su potencial de desarrollo en la etapa pospandemia. Esto, atendiendo a particularidades como el ciclo vital, el género, el nivel socioeconómico de los hogares y la ubicación geográfica, entre otros”.

Cecilia Molina afirmó que se “pretende además aportar un diagnóstico cuanti-cualitativo que pueda dar cuenta de la incidencia del fenómeno en las poblaciones más vulnerables de la Argentina, a partir de los datos de la Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA 2019 y EDSA-PISAC 2020). Además, evaluar medidas implementadas, como el Plan Alimentar y las perspectivas de las poblaciones afectadas”, entre otros objetivos.

La inclusión en el proyecto como nodo UNCuyo se produjo “a partir de las producciones de un equipo de investigación formado en 2011 desde la Especialización en Promoción y Educación de la Facultad de Educación, vinculado con la comensalidad de niñas, niños y adolescentes”.

Molina explicó que en la provincia, en vez de convocar a consultoras “trabajamos con organizaciones sociales que tienen como objeto de estudio y trabajo al sector de la salud desde una perspectiva comunitaria, como la Fundación Salud Inclusiva, entre otras”.

Finalmente, la investigadora detalló cómo se está trabajando en plena pandemia, así como también las modificaciones que tuvieron que realizar en relación a la situación epidemiológica de la provincia.

 

Fuente: Radio Nacional Libertador