Por: Fernando Cascino

«Nunca tuvimos reuniones con el radicalismo para delinear políticas de gobierno»

En comunicación con Roberto Ajo, presidente del partido demócrata de Mendoza, nos cuenta en detalle el porqué de la salida del frente cambia Mendoza.

¿Qué fue lo que hizo que parte del PD se fuera de la alianza cambia Mendoza?

Fuimos parte de este frente desde el 2015, entendiendo en ese momento que se necesitaba un cambio de aire en la provincia. Este frente tenía como mayoría al radicalismo entre otros, donde se firmaron actas y acuerdos entre partes en el caso de llegar a gobernar en Mendoza. Cerca del año 2017 se originó el primer desacuerdo con el radicalismo en donde el anterior gobierno impulsó el incremento de miembros en la corte. Recuerdo que Marcos Niven se opuso a este proyecto, teniendo en cuenta que nuestro partido siempre tuvo esta forma de hacer política. Aquí la diferencia es que no podemos tener como proyecto político, que cada administración que llegue a ser gobierno quiera cambiar la cantidad de miembros de la corte, siempre entendimos que estos dilemas le hacen daño a la institucionalidad de la provincia, a partir de ese momento de tener esta diferencia, la relación no fue la misma.

Nos cajoneaban proyectos, no nos llamaban, no había una buena relación, ya en el 2019 muchos en el partido no veían seguir en el frente hubo muchas reuniones con el actual gobernador Rodolfo Suárez, donde vimos un poco más de dialogo, pero nunca hubo reuniones del frente para encarar tareas en común.

Nos enteramos por los medios del proyecto de reforma de constitución, y donde creemos que no hace falta al menos a nuestro criterio someter a la provincia a una reforma.

La última gran diferencia en el frente fue en cuanto a los juegos on line, donde hemos sido muy cautelosos al respecto del tema. La suma de todos estos desacuerdos detonó en que hace un mes atrás, algunos miembros del partido me enviaron una nota donde expresaban la necesidad de convocar a una reunión de la junta del partido demócrata, para analizar la continuidad en el frente cambia Mendoza. Convoqué a la asamblea de la junta central del gobierno y se resolvió con contundencia alejarnos del frente.

¿Cómo ven desde el partido la reforma de la constitución de la Provincia de Mendoza?

Nosotros vemos que este argumento pícaro sobre el ahorro del gasto político, en la unificación de las cámaras, no hace más que dejarle todo el poder al gobierno de turno. En otras provincias que tomaron este camino, hicieron que el gobernador que gana, tiene la mayoría absoluta de la cámara, esto no les deja herramientas a las personas para expresar que a veces hay que cambiar el rumbo de algunas acciones. Sin mencionar que, si pensaban en un proyecto de reforma, nos deberían haber llamado para consultar siendo parte del frente.

El gobernador Suarez manifestó: «Hay que preguntarles al PD por la salida del frente», además agregó que espera que no sea solo para obtener cargos políticos.

Es una respuesta de muy bajo nivel viniendo de una persona que tiene un rol esencial en la política de Mendoza, vemos que es más una chicana que un pensamiento, y es lamentable si piensa así.

El PD estaba integrado al Frente Cambia Mendoza junto a la UCR, Libres del Sur, Partido Socialista, CC ARI, PRO, FE y Frente Renovador desde el 2015, en las elecciones que llevaron al radical Alfredo Cornejo a la gobernación. ¿Han tenido contacto con estos otros espacios políticos?

No hemos tenido aun ningún tipo de contacto con el resto de estos sectores políticos, esperamos apelar al dialogo, no solo con ellos, si no con el resto del partido demócrata que quedo gobernando.  Si bien una porción del partido quiso quedarse en el frente, por mayoría se decidió salir del mismo.

¿Algunos esbozan que este es el final del partido demócrata, usted piensa lo mismo?

No, en absoluto, yo pediría a los que piensan de esta manera que vean las molestias que ocasiona la decisión de irnos del frente, además las elecciones del año próximo son para elegir bancas, nada más alejado ser funcional al kirchnerismo, mal llamado populistas, pero nos causa gracia que nos acusen de tomar algún beneficio de esta decisión.