El 27 de junio se celebró el día internacional de las PyMes, fecha que fue propuesta por la Argentina en el gobierno de Mauricio Macri, como una de las pocas acciones que se llevaran a cabo para este sector, expresó para Muchas Gracias el analista en política económica, Juan Manuel Gispert.

El columnista detalló aspectos importantes a la hora de clasificar este amplio sector de la economía. “Se define sobre el nivel de facturación, actividad y cantidad de empleados” sostuvo Gispert, quien detalló cómo se identifican las empresas de acuerdo a la categorización dentro de nuestro país.
El universo pyme en Argentina es que genera el 44% del pbi, el 83% de las empresas del sector por pequeñas, el 16 medianas y el 0.20 son grandes empresas, generando más del 66% del empleo registrado generado.

En total en el país, son 5 millones de empresas registradas, mientras que 609.000 son generadoras de empleo. De estas últimas en Mendoza, el 26% son pymes de comercio, el segundo rubro es el agro con el 18%. El otro rubro es la industria manufacturera con el 9,6%, la cual abarca producciones con valor agregado. transporte y almacenamiento con el 12%, además de otros rubros con menor incidencia, detalló el especialista, quien agregó que Mendoza cuenta con entre 12 y 15 empresas por cada 1000 habitantes,

En lo político, se estima que durante la gestión de Macri cerraron netas 25 mil empresas menos en esos 4 años. Entre 2007 y 2011 se crearon más de 11 empresas por año, hasta el 2014 se estanca el crecimiento y desde el 2015 se empieza a caer, cayendo un 2% hasta el 2018. Gispert agregó que en promedio el 80% de las pymes duran 2 años, y llegan a 8 años 2 de cada 3 empresas. Del total de las empresas solo un 3% crece cambiando de categoría al siguiente umbral.

En cuanto a exportación Gispert sostuvo que “solo el 1,6% de las empresas exportaron” en base a datos de 2018, al tiempo que agregó qye desde 2006 las empresas fueron cayendo periódicamente, mostrando la sensibilidad de éstas al tipo de cambio.

Cuando desagregados el universo pyme nos encontramos con que representan el 70% de las pymes en el comercio, el agro y las manufactureras, y el 0.6 % de las grandes empresas imponen agenda a estos sectores a través de las representaciones en asociaciones y cámaras, explicó el analista.

No hay una sola agenda pyme, pero si podríamos trabajar en una agenda que interpele al 50% de las pymes que es el 50% del país, sostuvo Gispert, al tiempo que se consultó sobre la falta de fuerza en la representación de las pymes. el unirse si trae resultados, la organización da resultados, dijo el analista, quien destacó que el empresario pyme no tiene tiempo de hacer”lobby” para el sector como también para acceder a beneficios que son otorgados por el Estado. “Gran parte de los empresarios pymes tienen una ideología más liberal aunque no tengan políticas orientadas a beneficiar a ese sector”, sentenció Gispert .

Muchas veces el problema pasa por la convicción y decisión de sus dirigentes, no se escuchan a los dirigentes plantear con claridad la necesidad de un mercado interno competitivo. El verdadero planteo debería ser un sistema tributario más equitativo, donde el 0,6% de las grandes empresas paguen más, concluyó Gispert