Rubén González Mayo, actor, director y dramaturgo, nos cuenta como mantener la teatralidad en la escena y desde una plataforma.

¿Qué es yendo de la escena al living?

Yendo de la escena al living es una manera de mantener la teatralidad, que si bien no es teatro como el que conocemos, busca crear la sensación de estar viendo teatro de otra forma.

Este encuentro se trata de que reúne a cuatro autores, cuatro actores y actrices que interpretarán en vivo durante diez minutos, cada relato.

Además, esta propuesta surge de una necesidad de trabajo y la posibilidad de rescatar lo teatral, a través de un par de consignas como una cámara fija para que el intérprete se mueva y transmita el texto, interpretando esa historia e involucrando al espectador que está detrás de la pantalla.

Esa sinergia es el punto de reinvención. El objetivo es crear un espacio de trabajo, es un escape de la válvula de creación.

Lo que pretendemos es acercar la teatralidad del hecho artístico, que tiene una investigación desde el actor, del espacio que permite este proceso y desde la dramaturgia.

¿Mas allá del impacto de tener salas cerradas, sirve este contexto para reinventarse como actor o director?  

Estamos todo el tiempo reinventándonos, antes de la pandemia los actores y directores estábamos pasando por situaciones extremas, buenas y malas, pero eso hace tener as cintura para poder sobrevivir en estos tiempos.

Si bien esta versión de streaming no es la misma sensación de un teatro con publico en vivo, sirve para mantenernos vigentes y haciendo que es lo importante.

Debo decir que, con todo respeto a los cineastas y artistas audiovisuales, en esto de reinventarse nos tocó crear desde la teatralidad, porque esto no es teatro. Sabemos que lo presencial y el aquí y ahora es mágico e irreemplazable.

Es maravilloso el ejercicio de estar poniendo un texto que no es mío y cruzarme en la pantalla con un actor o actriz que no he trabajado nunca me pone en una situación que quiero. Esa situación límite donde la creación fluye y la buena comunicación es necesaria.

¿Siempre has revindicado la independencia como trabajador de la actuación o del arte, hoy, en este contexto, se puede decir que esa forma de pensar es oxígeno para mantenerse?

Sin haber pasado por la facultad de dramaturgia, pero habiendo tenido un amplio recorrido en producir y acertar y a veces con pocos o escasos recursos, eso me dio la fortaleza de todos los días hacer algo diferente, cambiar y adaptarme.

Si bien no reniego de la ayuda o herramientas desde el estado o de donde vengan, un actor debe saber generar sus propias situaciones y es lo que seguimos haciendo hoy, reinventarnos constantemente.

En este proyecto de yendo de la escena al living, además de contar con la producción de Claudia Racconto y yo desde la dirección, el actor se involucra desde lo estético, buscando con elementos básicos y sencillos la escena, a veces con un velador o cualquier elemento que construya el escenario, eso es mantener también la teatralidad.

¿Te haces en tu cabeza una imagen de cómo será la vuelta a las tablas en una sala y con público?

Esto va a pasar, y cuando pase seguro deberemos adaptarnos a la nueva forma, pero estaremos frente al publico donde existe esa conexión del uno con el otro, donde con pequeños códigos podemos tener una conexión o vinculo desde la escena y la butaca, seguro que me hago una idea de que será ya para el 2021, y en espacios grandes o al aire libre, pero será una nueva manera con todos los recaudos a tomar.

Ficha técnica: “Yendo de la escena al living”.

Día y hora: Hoy, a las 22 hs. Repite los sábados de septiembre, octubre y noviembre.

Dirección general: Rubén González Mayo.

Producción general: Claudia Racconto.

www.teatroenlanube.com

 

Por: Fernando Cascino