Este viernes se reunieron gobernadores provinciales con el presidente Alberto Fernánez, para sellar el Consenso Fiscal.

Uno de los puntos que establece este acuerdo:

En materia de endeudamiento responsable, a partir del 31 de diciembre y durante un año, las provincias no podrán incrementar el stock de deuda denominada en moneda extranjera respecto a los valores registrados a tal fecha.

Las ausencias. La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner; el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti y su par de Santa Fe, Omar Perotti no concurrieron por sus situaciones de salud. El único mandatario que además de no estar tampoco envió a su representante, como hicieron los tres antes mencionados, fue Horacio Rodríguez Larreta, en franca discordancia con la decisión del gobierno nacional de restarle la inexplicable mejora coparticipable que le otorgó por decreto su referente político y anterior presidente, Mauricio Macri a la Ciudad de Buenos Aires.

El presidente Alberto Fernández destacó la labor de las gobernadoras y gobernadores durante esta crítica etapa en la que el Coronavirus acentuó la mala situación económica que atraviesan todas las regiones y distritos de la República Argentina.

El Consenso Fiscal, con una perspectiva Federal diferente fue aprobado por todos y todas, con la excepción del alcalde de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que prefiere acudir a tribunales para reclamar lo que, mediante una ley del Congreso, pretende recuperar la Nación para establecer una distribución menos arbitraria.

 

Luego de este encuentro en el amplio salón del Museo del Bicentenario, subsuelo de Casa Rosada, el gobernador del Chaco, Capitanich formalizó un pedido para la alteración del cronograma electoral, suspendiendo en 2021 las P.A.S.0. , moción que contó con el respaldo de -al menos-  21 mandatarios provinciales, incluidos los de signo opuesto al del Frente de Todos que comanda la gestión nacional

La argumentación para no realizar las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias consiste en que durante la fecha establecida, aún estarán administrando la vacuna contra el Covid 19, logística que requiere de un armado especial y el concurso de todas y todos los actores de la dirigencia y las fuerzas de seguridad.

Para que esto sea posible debe pasar por el Congreso, y nos apresuramos en asegurar que excepto la oposición de algunas fuerzas minoritarias no verá obstáculos para transformar en ley esta suspensión. Según el sitio «lapolitica on line» el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, fue quien sugirió que esto se tratara luego, propuesta que no fue tomada en consideración.

Suspender las PASO -aunque para gran parte de la sociedad pueda verse como una medida sensata en procura del ahorro que esto supone- genera una lesión al pretendido sistema democrático participativo, ya que así es como los partidos políticos dirimen sus diferencias con acuerdos de cúpulas, eludiendo competencias internas, consolidando una estructura estática e impidiendo que haya renovación y la intromisión de nuevos actores políticos.

Si bien hay que poner en consideración la singularidad que atravesamos a propósito de esta inédita Pandemia, quizá también eso pudo servir como método para la organización más eficaz de inocular a la población, en coincidencia con la concurrencia de los ciudadanos y las ciudadanas para emitir sus sufragios en las elecciones preliminares de las que renovarán parcialmente la composición en el Congreso de la Nación.

Aún no hay envío del proyecto de Ley que faculta para esta suspensión, pero sí cuenta con la anuencia de los gobernadores y las gobernadoras, y también de los miemebros del gabinete nacional y del presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa.