Este viernes 3 de julio se realizó la apertura de los sobres de la licitación de Portezuelo del Viento, obra planificada en Malargüe. Sólo una UTE, integrada por capitales chinos con tres empresas mendocinas, fue el único oferente. 

Recordamos que hace casi una semana los cuatro gobernadores de las provincias que integran la cuenca del Río Colorado (además de Mendoza) cuestionaron el estudio de impacto ambiental, que ya había aprobado el Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (COIRCO), y el desencuentro derivó en que el gobernador Rodolfo Suarez pidió el laudo presidencial para que defina la situación, al considerar que ya existe un estudio realizado y aprobado por COIRCO. 

El embalse permitirá recuperar la relación entre la superficie irrigada y la reserva de agua. Como resultado de la regulación, se obtendrán mejores niveles de salinidad en la calidad del agua. Las provincias de Neuquén, Río Negro, Buenos Aires y La Pampa, en el marco del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado, podrán ver incrementadas sus hectáreas de riego. Actualmente, Buenos Aires puede regar 70.000 hectáreas con un caudal en óptimas condiciones, mientras que con la presa de Portezuelo ese número se duplicaría: permitiría un permiso de riego para 140.000 hectáreas de cultivo y hasta se podría llegar a 200.000, lo que casi equivale a la totalidad de hectáreas que hoy se riegan en Mendoza. Portezuelo del Viento generará energías limpias, mediante un significativo aporte de energía eléctrica al Sistema Interconectado Nacional. Además, contribuirá de manera significativa a la mitigación de los efectos del cambio climático en toda la región, ya que generará energía renovable, remplazando hidrocarburos de la matriz energética nacional, con cero emisión de gases de efecto invernadero y contaminación nula del agua.

Más tranquilidad de lo esperado

El acto se realizó en la explanada de la Nave Universitaria (edificio perteneciente a la UNCuyo) y solo hubo un único oferente. “Esperábamos más empresas” deslizó Enrique Vaquié, ministro de economía de la provincia en diálogo directo con medios mendocinos, “se habían anotado grandes empresas que no vinieron”.

La mañana se desarrolló con tranquilidad y con poca presencia tanto de funcionarios públicos como de empresas. Se lo vió a Vaquié, al intendente de Malargue, Juan Manuel Ojeda, al secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, y al ministro de Planificación Mario Isgró.

En el diálogo previo a la licitación Mingorance se refirió a la represa y al estudio del impacto ambiental, del que dijo que, “tanto el estudio que hizo la provincia de Mendoza como el que hizo el COIRCO, no son los que han sido cuestionados, lo que se está solicitando es que se haga un nuevo estudio. (…) Pero todos los estudios (que se han realizado) tienen su declaración de impacto ambiental y han cumplido con todos los procedimientos ambientales de Mendoza. Aparte de eso, el COIRCO mandó a hacer un estudio regional por toda la cuenca que es complementario al estudio que ha hecho la provincia, o sea que podemos decir que los dos estudios conforman un estudio integral. Estos estudios no han sido objetados por La Pampa, es más han sido aprobados por la provincia de Mendoza y fueron aprobados en el ámbito del COIRCO. De hecho la evaluación del impacto ambiental que hizo Mendoza la firma el COIRCO. (…) O sea el COIRCO avala nuestra evaluación.” Por lo que concluyó que “esto es una discusión política, no técnica”.(…) “No hay ningún documento donde La Pampa exprese que hay un falencia en el estudio ambiental”.(…) ”Esta obra va a regular el caudal del Río Grande que es afluente del Río Colorado y en estas condiciones de cambio climático es fundamental administrar el agua, poder tener una regulación sobre los ríos.” Cuestionó la demora del Gobierno Nacional. “Los estudios no han sido objetados, sino que ponen el acento en lo político.”

Juan Manuel Ojeda, intendente de Malargüe dijo que “Portezuelo del Viento para nosotros (los malarüinos) es todo. Necesitamos de esta obra, pero también la necesitan los mendocinos, y en ese sentido estamos dándole defensa.” (…) “Yo voy a defender a Portezuelo del Viento porque voy a defender a Malargüe, y vamos a llegar hasta donde el pueblo acompañe. Vamos a salir a pedir el uso del agua también, porque si hasta el dia de hoy ha llegado agua a La Pampa, a Buenos Aires, a Neuquén, y a Río Negro en cantidad y calidad,  también es gracias a que Malargüe ha sido quien administró de manera informal junto con Mendoza, con Irrigación, el agua que hoy llega a esos sectores.”

“Esperemos que no haya ninguna locura de nadie que impida esto, porque es el trabajo para muchísima gente que no lo tiene, en un país que está sufriendo, que viene mal económicamente de hace mucho tiempo, y que sufre más por la pandemia y en una región del país que tiene problemas particulares (hídricos). No es algo que pueda esperar” afirmó el ministro Vaquié. Los funcionarios radicales no perdieron oportunidad de cuestionar las demoras del gobierno del presidente Fernández. Por ello en reiteradas oportunidades, el ministro se refirió a los cuestionamientos al proyecto como “locuras”, por no querer seguir el acuerdo Cornejo-Macri establecido durante la gestión presidencial anterior, y que según él han “bajado el interés” en el proyecto. “Hacer un proyecto como este tarda tres años, mínimo. (…) Asi que lo lógico por la gente que no tiene trabajo, por la gente del sur de Mendoza que está sufriendo muchos problemas sea que continuemos con esta obra”.

Ausencia del gobernador

El gobernador Rodolfo Suarez no estuvo este viernes presente en la apertura de sobres de la licitación de Portezuelo del Viento porque debió realizarse un chequeo médico. Pero, destacó el avance del proceso licitatorio, al cual calificó de histórico y detalló que son más de 50 pymes locales las que integran el único consorcio que se conoció como oferente.

«Es una buena obra. Nadie discute que esta obra es necesaria y que hay que hacerla. Todas las provincias lo entendemos y mucho más cuando vivimos tiempos de sequía en donde lo que hay que hacer es acumular agua”, había dicho el mandatario este jueves a medios gráficos mendocinos. “Desde la Provincia le hemos hecho propuestas al Presidente para que Portezuelo no se detenga. Las propuestas tienen que ver con garantizar el cumplimiento de las normas que ya están establecidas y que hacen referencia a cómo se llena la represa y a cómo luego se utiliza el agua y se genera la energía”, destacó el Gobernador.

Agregó que la semana que viene habrá una nueva reunión, que será virtual, con las cinco provincias que integran el COIRCO, desde donde se resolvió la semana pasada -cuatro votos en contra uno a favor- que deberá realizarse un nuevo estudio de impacto ambiental. “Confiamos en que el Presidente no va a detener esta obra”, concluyó el mandatario en diálogo con medios provinciales. Hace casi una semana los cuatro gobernadores de las provincias que integran la cuenca del Río Colorado cuestionaron el estudio de impacto ambiental que ya había aprobado el COIRCO y la discusión derivó en que el gobernador Suarez pidió el laudo presidencial para que defina la situación.