El Presidente hizo el anuncio a la vez que indicó que sigue la búsqueda de un acuerdo con el FMI.

El presidente Alberto Fernández anunció un decreto por el cual quienes perciben planes sociales podrán acceder a un empleo privado «sin perder ese derecho», y ratificó la intención de arribar a un acuerdo por la deuda con el FMI, al hablar en el cierre del 57 Coloquio de IDEA.

Sostuvo que «la asistencia del Estado a los sectores más postergados es sólo un paliativo para sobrellevar la pobreza» y advirtió que «no existe otro remedio que la inversión privada, que asocia el capital al trabajo, para lograr un desarrollo sostenible en nuestra sociedad».

Fernández destacó los nuevos acuerdos que impulsó el Gobierno nacional con empresarios y sindicatos de la construcción, del sector rural, gastronómicos y hoteleros, suscriptos en las últimas semanas, con el objetivo de que «los que hoy son beneficiarios de planes puedan ser empleados en la actividad privada sin perder ese derecho».

Señaló, además, que cuando concluyó el gobierno de Cristina Kirchner en 2015 había menos de 200 mil planes sociales mientras que cuando él asumió en 2019, se habían multiplicado y ya había unos 800 mil.

También resaltó las medidas impulsadas a través del Consejo Económico y Social, que fueron «el resultado del acuerdo de los que producen, de los que trabajan y del Estado».

Recordó que el préstamo del FMI por USD 57.100 millones representó el «mayor otorgado por el organismo a un país miembro». Cuestionó que el crédito fue dado «en un marco de fuga de divisas que contradijo lo estatutos del FMI».

Señaló que «ese crédito estamos obligados a pagarlo en tres años. Eso significa que en 2022 y 2023 debemos pagar más de USD 19.000 millones en capital e intereses en cada año».

«Necesitamos que las tasas se reduzcan y ganar tiempo para empezar a pagar y extender al máximo posible los tiempos de deuda», sostuvo el jefe de Estado.