Es muy probable que cuando volvamos a la normalidad, si es que así sucede, muchas actividades tarden en reanudarse, como por ejemplo los espectáculos públicos, que reúnen a mucha gente, mayormente en espacios cerrados.

En Argentina cuando se conocieron los primeros casos de Covid-19, los cines tomaron como medida dejar una butaca vacía entre cada espectador. Después fueron cerrados por completo, sin fecha de reapertura.

Ante esta incertidumbre una empresa Argentina anunció ayer que ya está planeando el regreso del cine con el formato de autocine. Este clásico de cine, ya tiene casi 100 años de historia. Recordemos que el “autocine” como se lo conoce, consiste en una gran pantalla al aire libre con un proyector y un sistema de señal de radio, donde se emite el audio a través de una señal FM, para que cada uno la sintonice y ecualice a su gusto, en el interior del vehículo. Además, se ofrece un bufet de comidas rápidas y una gran playa para estacionar y poder ver cómodos la pantalla.

Si bien es cierto que este formato que fue muy exitoso sobre todo en los años 70 y 80, volverá, lo hará respetando las reglas de distanciamiento social que seguirán por un tiempo más. Esto va a permitir disfrutar de una pantalla, su magia al aire libre, y sin contacto alguno

La vuelta del autocine dependería no solo de la voluntad de un público con ganas de asistir, sino también de que las distribuidoras garanticen el lanzamiento de sus estrenos en estas pantallas y que las empresas activen un protocolo que permita seguir  con este proceso de cuidarnos y entretenernos.

Parte del protocolo sería que se permitan dos adultos por vehículo, llevar chicos en el asiento trasero, ya no habría entradas en papel ni boleterías, la manera de adquirirlas sería a través de sitios online y los snack, comidas y bebidas del mismo modo,  teniendo en cuenta los estrictos protocolos sanitarios

Sin dudas esta forma de entretenimiento tiene todo para volver con fuerza, dependerá del ánimo y las ganas de un público con un nuevo mundo donde se busca salidas cómodas y seguras y sobre todo salir vivo de la situación.

Por: Fernando Cascino