Dr. Emilio Caram

Este artículo, como todos los anteriores sobre el funcionamiento del sistema de seguridad en Mendoza, en dónde todas las semanas iremos mostrando, con datos reales, el estado de desinterés por ésta grave problemática, tapada por noticias superficiales en medios masivos, para que de ésta manera no salga a la luz la desidia e impericia en el manejo de lo que es, junto a la pandemia y la economía, el gran flagelo que sufren todas y todos los mendocinos.

Pretendemos recabar datos, testimonios, reclamos y aspectos relevantes que puedan contribuir a entender y resolver lo complejo de tal problemática, y a la vez colaborar y poner de alguna manera en aviso a las autoridades del Ministerio de Seguridad y del Ejecutivo provincial, éste conflicto multicausal necesita de todos, no se resuelve con soberbia, represión y censura, sino convocando a los organismos de contralor, a la oposición, especialistas, profesionales en la materia, escuchar a la fuerza en sus reclamos y ante todo prestar atención al reclamo y necesidades de la sociedad.

A propósito de un hecho trágico, en el cual un Policía perdió la vida en un acto de arrojo, frente a una persona con desequilibrio psiquiátrico, quien luego también falleció, volvió a hablarse de la habilitación o no del uso de la denominada pistola TASER. Si bien tengo opinión que aquí volcaré, consigno los datos para que Usted, lector, lectora, pueda concebir su propia opinión.

El arma eléctrica TASER moderna dispara dos dardos que contienen electrodos que se conectan con el arma a través de unos alambres de metal enviando una descargas eléctricas a los electrodos, que al ser disparados sobre una persona, afectan los músculos motores, principalmente las extremidades, incapacitándola, pero no causándole la muerte, es un arma No letal.

Esta arma moderna evita causar muertes por disparo de arma de fuego, que si es letal, puede ser utilizada en situaciones adversas dónde las fuerzas de seguridad se ven obligados a actuar con inmediatez para reducir a una agresor peligroso, tanto para la vida de los ciudadanos como del mismo agente policial.

Recientemente vimos el caso del policía de la Federal Juan Roldán, joven de 33 años, quien fue atacado por una persona con un cuchillo causándole la muerte, ya que fue apuñalado en el pecho. El agresor, una persona con problemas psicológicos, también murió luego del ataque, al ser impactado por el disparo del policía moribundo.

En casos así, el uso de la pistola TASER hubiese evitado la muerte de ambos, del trabajador de la seguridad y del hombre agresor enfermo psicológicamente, al tener una distancia corta de 2 o 3 metros, si hubiese podido inmovilizar, aprender y detener, para luego evaluar su condición psiquiátrica y una familia hubiese recibido al padre al final de la jornada, un niño de 4 años y su madre, solos  en una sociedad que luego de que pase el fragor de la noticia abandona a sus caídos en cumplimiento del deber como también olvida a quienes por violencia desmedida de algún mal policía, muere abatido sin razón alguna, pienso por ello que las TASER salvan vidas, evitan muertes y permite reducir al agresor, quien luego podrán en el marco del sistema legal, ejercer su debida defensa.

Hay dos tipos de TASER: la escopeta TASER x12 y la pistola TASER x26.Según estadísticas publicadas en la página de TASER International, «cada día se usa una TASER 904 veces, salvando una vida de una muerte potencial o una lesión severa cada 30 minutos». La página web de la compañía contiene un reloj de cuenta regresiva que va sumando el siguiente disparo en vivo y en directo cada dos minutos. También en dicha página se observa la reducción de oficiales heridos desde que se ha aplicado el uso de la pistola TASER entre 2004 y 2007 fue del 63%, y la de los sospechosos heridos fue del 64%. También en algunos países se les permite a ciudadanos civiles su uso, para su defensa personal, decisión que No comparto ya que el uso de éstas armas deben ser de exclusividad de las fuerzas del orden.

La Taser X26 es actualmente utilizado en 72 países, 17 de ellos en Latinoamérica. Alemania, Arabia Saudita, Australia, Austria, Argelia, Andorra, Borneo, Bulgaria, Bahrein, Bélgica, Croacia, Chipre, Corea, Dinamarca, Eslovenia, España, Filipinas, Finlandia, Fiyi, Francia, Grecia, Holanda, Hong Kong, India, Indonesia, Irlanda, Irak, Israel, Italia, Japón, Jordania, Kuwait, Letonia, Lituania, Malasia, Nueva Guinea, Nueva Zelanda, Noruega, Omán, Pakistán, Polonia, Portugal, Qatar, Reino Unido, República Checa, Rumania, Singapur, Sudáfrica, Suiza, Suecia, Taití, Taiwán, Turquía, Ucrania, Vietnam, Yemen. Latinoamérica: Argentina, Bahamas, Barbados, Brasil, Bolivia, Granada, Islas Caimán, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Honduras, Panamá, Trinidad y Tobago. En Argentina solo las usan las fuerzas especiales.

El uso o no de las TASER no pasa por políticas de sesgo de derecha y o de Izquierda, discusión sin sentido y alejada de la realidad  que vivimos, ya que hay países progresistas como Canadá o Suecia que utilizan sus fuerzas de seguridad esta arma y también países como EE.UU. y Brasil, quienes tienden administraciones de marcada tendencia de derecha las usan también.

THE STANFORD CRIMINAL JUSTICE CENTER, a través de un estudio realizado en el año 2005, recomendó que:

  • El uso de las pistolas Taser debe limitarse a circunstancias bajo las cuales también se permitiría el uso de la fuerza letal.
  • Entrenamiento adecuado.
  • Las Taser no deben ser usadas bajo circunstancias especiales como niños, mujeres embarazadas, los ancianos, los enfermos mentales y aquellos bajo la influencia de drogas.
  • Que haya unidades de emergencia en lugares donde es probable el uso de las Taser para asistencia.

Por otro lado, Administia Internacional, Organización de Derechos Humanos Mundial, es una de las más críticas contra el uso de TASER ya que sus dardos inyectan 50.000 voltios, pudiendo causar la muerte de personal y afectar su salud mental y física, dejando secuelas, denunciando casos de muertes por el indebido uso de esta arma.

Argentina: Seguridad Declamativa o Seguridad Operativa

Hemos visto como de diferentes partidos se han expresado de manera contradictoria, inclusive en el mismo Frente oficialista, dónde quién expresa su necesidad de utilización como un arma no letal y de implementación requerida es el Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires y ex Secretario de Seguridad de la Nación el Dr. Sergio Berni. También lo ha expresado el actual presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa de la importancia de contar con esta herramienta para la prevención del delito y la aprensión de delincuentes sin riesgo de perder vidas.

Por el otra parte la actual Ministra de Seguridad, Sabina Frederic, con quién comparto la visión sobre la sindicalización de las fuerzas de seguridad, y que “casualmente” son los mismos países que ella cita en su trabajo como modelos de vanguardia en agremiación de fuerzas de seguridad quienes utilizan las armas electrónicas TASER. La ministra Frederic se opone abiertamente al uso de las mismas, aduciendo que tales armas electrónicas son tortuosas, ya que la descarga eléctrica produce un shock nervioso muscular que afecta al aprendido.

La policía federal y las policías provinciales utilizan el calibre 9mm pistola como arma reglamentaria que por su características de la bala tiende a atravesar el cuerpo, causando “menos” daño que calibres más potentes como el calibre 32, 38, 40 y 380, pero también es sabido  que deben enfrentarse con delincuentes armados con calibres mucho más dañinos, como los ya mencionados, pero uno en particular, el calibre 22, que la bala al ser pequeña al entrar al cuerpo y pegar contra un hueso se parte en esquirlas esparciéndose por todos lados, causan severos daños a los órganos vitales, en la mayoría de las veces, si el impacto es en el torso o en la cabeza, causan la muerte. Esto en el mundo de la delincuencia lo saben y utilizan a exprofeso tal calibre, para causar ese daño, tanto en la policía como en las víctimas.

La pregunta que habría que hacerse es si las fuerzas de Seguridad (policía federal, aeroportuaria, gendarmería y policías provinciales) están capacitadas y preparadas para el uso de ésta arma, para que no se transforme en un abuso y sean utilizadas con simples excusas causando este shock sin que sea de imperiosa necesidad. Allí podría el foco de la discusión y atención, en un protocolo de “utilización” y no en un debate ideológico, porque no tiene gollete en el mundo actual.

La dicotomía  Derecha-Izquierda es falaz, sino vean como tanto los países “Socialistas” como Cuba, China o Corea del Norte, dónde la seguridad y sus penas contra los delincuentes son tan severas como en los países capitalistas que se expresan abiertamente a favor de políticas “Capitalistas” con discursos represivos, como EE.UU. o Brasil. Igual pasa con los países denominados “Progresistas” como Suecia, Finlandia o Canadá, cuyas políticas sociales de un “Estado de Bienestar” también proveen a sus fuerzas de tales armas modernas no agresivas como el arma de fuego.

Desde mi óptica no comparto la polarización maniquea de “Mano Dura” o “Mano blanda” ni la discusión entre “Tolerancia Cero” y “Abolicionistas” que se da en nuestro país, la respuesta debe ser el cumplimiento de la LEY, la protección de la vida de los ciudadanos, la pena en la medida dispuesta por el código Penal y ejercicio de la fuerza policial en los límites legales y en cumplimiento del deber como funcionario público. Ni más ni menos, hacer cumplir la Ley..

Debemos dejar de tomar “partido” por posturas militaristas de violencia de Estado o de posiciones defensivas de delincuentes, DEBEMOS como una Comunidad Organizada en búsqueda de su Bienestar Social, Desarrollo y Progreso hacer cumplir la ley causando la menor cantidad de muertes y haciendo que la Justicia condene al culpable, con una policía capacitada y responsable en defensa del interés colectivo.

Nuestro país se ha caracterizado por tener una amplia legislación garantista, en defensa de los ciudadanos y sus derechos, es por ello que este tipo de arma evitaría los “gatillo fácil” y permitiría también frenar la muerte de policías en enfrentamientos dónde es difícil decidir usar el arma de fuego, sabiendo las consecuencias letales que las mismas tienen, para la vida, la salud y el derecho a defensa ante un hecho delictivo.

Es el momento de mirar con una visión de desarrollo y progreso, una fuerza policial dedicada, honesta y eficiente con sus lineamientos claros y en cumplimiento de las leyes vigentes, nunca más abusos ni excesos pero a la par debemos darle herramientas para luchar contra el delito que cada vez es más violento, dónde no escatiman en violar, torturar y matar a un ciudadano por dinero, hay sobrados casos que vemos todos los días en las noticias de diarios y televisión, jubilados/as, niños/as, mujeres, trabajadores/as, docentes, adolescentes, etc. que sufren el abuso de la delincuencia.

 

“Todo nace y pasa según la ley, más sobre la vida del hombre,

este precioso tesoro, impera una suerte inestable”

 

Johann W. Goethe

Dr. Emilio Caram

Ex Subsecretario de Seguridad de Mendoza

Analista sobre políticas de Seguridad Ciudadana