Así lo considera Lautaro Jiménez, senador mandato cumplido por el Frente de Izquierda y los Trabajadores, dialogó con el programa Muchas Gracias sobre el momento en que se debatió la ley de movilidad que abrió la puerta en Mendoza para el desembarco de esa multinacional. Junto a Ariel Robert, Emilio Vera Da Souza y Carolina Quiroga dialogaron acerca de la investigación periodística que reveló a nivel mundial documentación sobre las actuaciones de la empresa Uber en distintos países.

Jiménez aseguró que “el hecho de que salgan a la luz estos documentos muestra que detrás de los privilegios que se negociaron con esta empresa habla de métodos mafiosos”

 

En Mendoza se intentó mostrar que se dieran más beneficios para lograr la legislación que les abrió paso. “Estaba fuertemente en discusión los motivos de por qué no hacerlo. Pocos días antes de que se conocieran estas investigaciones, tuvimos el fallo de la Corte expresando que el hecho de que llegara Uber era una muestra de transparencia. En el caso de Mendoza son 1300 los empleados que tiene Uber y que por ellos no tributan prácticamente nada”, afirmó Jiménez.

 

El senador mandato cumplido expresó que “nos oponíamos a una ley que contradecía las leyes argentinas. Pero hoy por hoy el debate está claramente avalado por la justicia”.

 

“La fama que nos hemos hecho evita cualquier tipo de presión”, expresó Jimenez y de esa manera explicó por qué nunca han recibido algún tipo de presión ya que saben que los denunciaríamos. “Quizá en Mendoza no estamos acostumbrados a pensar que la forma de comprar voluntades políticas sea tan groseras.Esta investigación llega hasta el 2017 pero estoy seguro de que si se investiga un poco más también se involucraría a Mendoza”.

 

Y en este sentido mencionó la situación de corrupción planteada con el pastor Bonarrico.

 

“Si se hubiera conocido antes este modus operandi quizás no hubiera salido antes. Además se trató a los taxistas que se opusieron como si fueran terroristas”. comentó.

 

Según manifestó Jimenez, los problemas del transporte público históricos en Mendoza, propició que se aprobara la ley de movilidad que abrió la puerta a Uber en Mendoza. “Lo que están haciendo es uberizar la ley, no regularizar la situación”, afirmó Jimenez.