Para frenar la propagación del coronavirus, el presidente Alberto Fernández anunció una nueva extensión del aislamiento social obligatorio, pero que desde el lunes será más flexible.

Salvo Buenos Aires y Capital Federal el resto del país ingresa en fase 4.

La fase 4 (al igual que la 5 y la 6) entra en las llamadas fases de salida, lo que significa que la curva epidemiológica empieza a aplanarse, el número de casos positivos de Covid-19 disminuye y se reactivan las actividades, entre ellas desde luego las actividades económicas, con normalidad.