Alberto Samid, dirigente del sector en nuestro país explicó al programa Muchas Gracias, la problemática del aumento de los precios en la carne dentro de nuestro país: “con el 7% que exportábamos obteníamos 2500 millones de dólares. En el gobierno de Macri se multiplicó por 4 la exportación pero sigue ingresando 2.500 millones de dólares”, aclaró.

Samid aseguró que se dieron muchas irregularidades en el comercio con China y por ello el gobierno suspendió esas exportaciones. “No se suspendió las exportaciones a Estados Unidos o Colombia” explicó Samid.

“Nosotros nos creemos nuestras propias mentiras. No hubo paro ganadero, no hubo suspensión de exportaciones”, advirtió Samid.

“Hay que poner un cupo porque los chinos se quieren llevar todo, así como hay cuota en la exportación con otros países”, opinó el dirigente.

“Nosotros tenemos que venderles lo que sobra, no le podemos vender la mesa de los argentinos…suben los precios por la presión que exigen los de afuera”, explicó.

Por otra parte, Samid aseguró que “les estamos vendiendo la fábrica de los terneros y eso va a tener consecuencias. Se están vendiendo las vacas antes de que cumplan su ciclo reproductivo”.

Finalmente afirmó que “no debemos exportar los productos que deben estar en la mesa de los Argentinos. Y además, la gente tiene que ganar más…los países en los que los obreros ganan bien, les va bárbaro. El obrero tiene que tener plata para gastar, para comprar”