El dirigente sindicalista Roberto Macho fue trasladado a la la unidad penitenciaria San Felipe. Hoy se convoco a una marcha por su liberación.

Ayer martes, el secretario general de Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Roberto Macho fue detenido junto a otros dirigintes incluida su pareja Adriana Iranzo 

El fiscal Fernando Giunta fue quien dio la orden de detener a los sindicalistas, que  fueron imputados por cortar calles según el artículo 194 del Código Penal, es decir “entorpecimiento del normal funcionamiento de los transportes por tierra”.

Adriana Iranzo, quedó libre bajo una fianza de $50.000. Las otras mujeres sindicalistas volvieron a sus casas. En cambio Macho fue trasladado a la la unidad penitenciaria San Felipe (Boulogne Sur Mer).

Debido a esta decisión de la Justicia mendocina, agremiados a ATE se reunirán este miércoles a las 10 en el Kilómetro 0, en Garibaldi y San Martín de Ciudad, para reclamar por la liberación de Roberto Macho.