El jueves pasado, el  actual embajador de Argentina en Chile, mantuvo una conversación pública, invitado por FURDETRA, Fundación que da apoyo técnico al colectivo político DÍALOGO PLURAL, organizadores del encuentro.

Según su propio testimonio, el ex canciller RAFAEL BIELSA  debutó con la herramienta más usada hoy en el mundo (zoom) ante una audiencia muy numerosa de dirigentes de nuestra provincia.

Además de los referentes organizadores Diego Martínez Palau, Jorge “Pampa” Alvaro, Gonzalo Pérez Catón, Andrés Cazabán y Ulises Moyano entre otros,  participaron Luciano Valle y Rodrigo González, políticos y pensadores chilenos, quienes aportaron sus miradas sobre la actualidad internacional y de su propio país, a propósito del tema que los convocó: El nuevo equilibrio del poder mundial

Dos horas intensas en las que Rafael Bielsa sintetizó lo que considera podrá ser el Mundo cuando quede superada esta pandemia.

Lejos de los discursos que presagian cambios muy esperanzadores y halagüeños  (bastante ilusorios, algunos) trazó un panorama que describe una aceleración de aspectos tales como la sustitución tecnológica en la producción de bienes, algo que en absoluto podrá favorecer a los menos desarrollados y a los trabajadores en general, y una situación de mayor empobrecimiento para quienes la pandemia hoy los encuentra en la intemperie.  También consideró que esto va a propiciar que África y América Latina serán campos de disputa, en términos de guerra comercial y de aprovechamiento de recursos, ya no de las reyertas bélicas, necesariamente.

Frente a las especulaciones sobre el nuevo liderazgo de China, en detrimento del formidable poder de Estados Unidos, planteó la posibilidad de que el gigante asiático mejore su posición, pero de ninguna manera prevé un enroque en la estructura geopolítca inmediata, sosteniendo por otro lado que hoy entre la democracia liberal del occidente y el diseño de partido único de China, no se observan las enormes diferencias que pudieron existir décadas atrás, ya que la consagración del poder hoy en China también reviste un carácter meritocrático y responde en gran medida a las expectativas del heterogéneo pueblo chino. A propósito destacó que China está mejor dotada para soportar el mundo próximo.

Destacó que el avance extraordinario y depredador del mundo financiero generó  “fatiga de material” a la globalización, en convergencia con el desastre que viene provocando la aparición mundial del Covid19

LA REGIÓN

“Lo mejor que tenemos es que nos tenemos a nosotros”, dijo explicando el concepto de Integración indispensable para el desarrollo de todos los países de América del Sur y  para toda la comunidad latinoamericana. La soberanía entendida desde el bienestar de los pueblos y la defensa de su cultura. El esfuerzo que requiere mantener las buenas relaciones con los vecinos, sin enfatizar en las diferencias que pueden operar circunstancialmente será lo que nos permita crecer.

En un tramo de la conferencia, y a propósito de una pregunta que le formularon en relación a la actualidad del Mercosur,  recordó la destreza y valentía de Juan Gabriel Valdés, embajador de Chile ante la ONU en los días previos a la invasión de Estados Unidos sobre Irak. La firme posición de Chile oponiéndose con voz y voto a aquella trágica intromisión suponía poner en riesgo terminal el acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y Chile,  que debía aprobar el senado de Estados Unidos por esos días, sin embargo el resultado fue claramente distinto. Chile alcanzó ese acuerdo, trabajado durante muchos años, sin abdicar en su posición frente a un conflicto de gran sensibilidad para el gobierno de Bush, por entonces.

Ante las preguntas formuladas por los asistentes a la video conferencia,  Bielsa respondió con generosidad y destacó las participaciones tanto de Luciano Valle como la de Rodrigo González, encontrando importantes coincidencias de diagnóstico como de posibles mecanismos para instrumentar un mejor futuro de toda la región, pero fundamentalmente, de sus gentes.

La multilateralidad, la integración, poner en escena las cualidades de las diversas culturas que componen la heterogénea Latinoamérica y encontrar los satisfactores ante una sociedad sobre estimulada en el consumo, son los desafíos posibles.

Como corolario de esta conferencia,  podemos decir  que Rafael Bielsa, embajador de Argentina en Chile -con funciones postergadas por la situación sanitaria mundial-   aportó su lúcido pensamiento y compartió con la solvencia que lo caracteriza su mirada sobre el mundo una vez superada la pandemia.

Podríamos concluir desde PORTADA que no se avizora un apocalipsis en el horizonte, pero tampoco un bucólico futuro, armónico y descontaminado. Tomando el concepto vertido por Luciano Valle, hay que tensar a la política para que pueda hacer posible lo necesario.