Lo sostuvo Nicolás Monzón, el joven elegido uno de los diez mejores estudiantes del mundo que recibió el premio Global Student Prize y que se corresponde con el Global Teacher Prize que premia a docentes. Durante el programa Muchas Gracias en una entrevista con Emilio Vera Da Souza y Carolina Quiroga ratificó que para que haya buenas y buenos estudiantes hay que tener excelentes maestras y maestros.

El joven de 25 años está cursando tres carreras y está a punto de recibirse en dos. A la hora de explicar esto es que “son carreras que comparten el CBS y en el primer año comparten la matemática. En primera instancia te ahorra tiempo y además no hace falta que vayas a cursar presencialmente, sino que podés estudiar virtualmente y luego rendir los finales”.

También aclaró que si bien inició estudiando en el ámbito privado, las carreras están en la Universidad de Buenos Aires “y he tenido y tengo grandes profesores y excelentes compañeros”, afirmó Monzón.

Por otra parte, Nicolás se refirió a la informática que permite aplicar lo que se estudia en computación. Y en ese sentido explicó en qué consistió una aplicación que creó en el tercer año de su carrera creando una start up. “Uno de los primeros proyectos fue la aplicación de profesores particulares. Empezamos a desarrollar software de calidad a medida. Tratamos de cumplir con lo que vos querés, no que encajes en lo que fue creado y modificado”.

También se expresó acerca de lo que significa este premio para sí y para la empresa que ha creado. “Una parte lo voy a usar para aportar al crecimiento de la empresa y otra parte la voy a donar”, expresó Monzón.

Desde lo simbólico manifestó que cree ser un “referente para muchos chicos que se están rompiendo el lomo para estudiar con muchas dificultades. Llevar la voz y decirles que pueden acceder a becas…Yo llegué a la secundaria sin saber que existía la universidad”.

Finalmente, Monzón se refirió a la enseñanza y aprendizaje de las matemáticas y comentó que “hay una diferencia grande en cómo se plantea en la secundaria y luego la universidad”.