Este lunes, día internacional de la Mujer, nos podremos encontrar con una extensa caravana de camiones en las cercanías de la intersección del Acceso Sur y Lamadrid, de Dorrego.
Prometen no impedir el tránsito, pero se proponen hacer visibles sus reclamos, que a pesar del tiempo y las distintas gestiones, no han encontrado solución.



Choferes y empresas de transportes son víctimas, según explican los miembros de la asociación de propietarios de camiones de Mendoza (APROCAM), de las variadas y constantes desinteligencias de los organismos que regulan el paso fronterizo hacia la república de Chile.


Además del perjuicio personal para quienes conducen los vehículos y para las empresas de transporte, estas dilaciones, cambios de horarios y burocracias incomprensibles, afectan severamente la economía en general, ya que las demoras y desajustes impiden cumplir con los tiempos de envíos de mercancías, estropean las mercaderías perecederas, interrumpen el flujo correcto para dar cumplimiento a las exportaciones, algo que debe preocupar y mucho a las autoridades nacionales, ya que expresas que su foco está puesto precisamente en la producción y exportación de bienes.

La decisión de esta protesta, -que aseguran no interrumpirá el tránsito-, es por la ausencia de respuestas y acciones necesarias para normalizar el sistema de transporte. Ojalá sea de utilidad