Dr. Emilio Caram

Este artículo, como los anteriores continúa una serie de investigaciones sobre el funcionamiento del sistema de seguridad en Mendoza, en las que iremos mostrando las distintas circunstancias que viven todos los ciudadanos y ciudadanas de la provincia de Mendoza, con datos reales, sin más que el supremo fin de traerles la verdad, dada la poca o nula información que el vecino de a pie tiene sobre esta materia.

Pretendemos recabar datos, testimonios y aspectos relevantes que puedan contribuir a entender y resolver lo complejo de tal problemática, y a la vez advertir que pasa cotidianamente respecto a la Seguridad de los mendocinos según el departamento en el que viven.

El artículo pasado analizamos el por qué la Bicameral de Seguridad no está en pleno ejercicio, “freezada” la misma desde que el Ejecutivo tomó conocimiento de la impronta de sus nuevos integrantes y de su futuro Presidente, un legislador joven de la oposición, viendo en tal rol una amenaza a su secretismo de catacumbas, en dónde brindar información, contestar pedidos de informe y tener un ámbito legislativo de contralor,parece resultarles tan molesto como incómodo

Hoy hablaré de Maipú y de la  gestión de seguridad que se les brinda a los maipucinos y maipucinas desde el Ministerio de Seguridad. Es conocido el Sr. Néstor Majul como el “Ministro en las sombras” quién desde la Subsecretaria de Relaciones Institucionales del Ministerio Seguridad, articula y mueve los hilos políticos dentro y fuera del Ministerio, reportándose exclusivamente con el actual presidente de la UCR y Diputado Nacional, el ex Gobernador Alfredo Cornejo.

Sabido es el sabor a derrota que le quedó luego de su candidatura a intendente de Maipú, desde el espacio Macri-Cornejista Cambiemos-UCR, quien sucumbió ante la emergente figura del actual Intendente de Maipú, el peronista Matías Stevanato.

Néstor Majul, luego de perder en éste hermoso departamento, se refugió nuevamente en el Ministerio de Seguridad, el cuál conoce muy bien, luego de la asunción del gobernador Suarez, Majul ha seguido en sus funciones, ahora “debajo” del Ministro Raúl Levrino, quién sí proviene del riñón de Suarez y quién manejó dicha cartera de Prevención Ciudadana en el Municipio de Ciudad y quién también tuviere un paso de Subsecretario de Seguridad en la Gestión de Cobos Gobernador.

El Monje Negro: celos y Chispazos internos

Al parecer el manejo estilo “Monje Negro” de Majul y de sus “Manos Derechas” dentro del Ministerio de Seguridad ya está incomodando al nuevo Ministro, quién tiene una forma más diplomática y respetuosa para conducirse, distinta al estilo poco tolerante del Subsecreatario Majul. El pueblo de Maipú es quién más lo sufre, dado que por el resultado adverso logrado en las elecciones anteriores, no asiste con los recursos para cubrir las necesidades básicas de seguridad a tal Municipio, tan solo por tener un color distinto al de su gestión.

Sobrada muestra me llevé al visitar la Comisaría 10º, cabecera departamental de Maipú. Sorpresa fue la mía al no encontrar al Comisario Guerra, titular de dicha Comisaría, al preguntar me informan, a regañadientes, que el mismo se encuentra aislado por posible contagio COVID19 que ocurrió en tal dependencia. A mi posterior pregunta sobre el resto de los contagiados o del personal policial activo, la respuesta tajante fue: “desde el Ministerio han dado expresas directivas de no suministrar información a nadie sobre tales limitaciones en el recurso humano, logística y de servicios para con Maipú”. Vaya novedad, bajo 7 llaves la información.

Hoy la Comisaría 10º está bajo la conducción del Comisario Cabrera, titular de la Comisaría 29º. La Departamental Maipú sigue conducida por el Comisario Inspector Marini, ambas oficinas siguen en el antiguo edificio de siempre, frente a la plaza municipal.

Ya el intendente Matias Stevanato en reiteradas ocasiones se había quejado de la discriminación hacia su gestión pero en especial hacia los maipucinos, comparando el escaso recurso destinado a su Municipio comparado con Ciudad, Godoy Cruz, Luján, Las Heras, San Martín o Guaymallén. No es casual que Maipú sea el único departamento administrado por una gestión que no pertenece al oficialismo y más aún, sabiendo de las intenciones de Majul de erosionar dicha gestión que tiene un alto nivel de aceptación en la ciudadanía departamental. El intendente municipal se reunió con el Ministro de Seguridad Raúl Levrino a principio de agosto de este año, para pedirle que por la escasez de personal policial, requiriendo un plan de Acción para Maipú y a prestar toda la colaboración necesaria, apostando desde el diálogo y el trabajo conjunto.

Bastaría comparar las condiciones de la Comisaría 10º con la comisaría 7º, ambas cabeceras departamentales. La Séptima es la de Godoy Cruz, en la que está al frente el Comisario Irrazabal. Dicha dependencia ha inaugurado recientemente un moderno edificio frente al Parque San Vicente junto con la Oficina Fiscal Nº 3, las que históricamente estuvieron frente a la plaza departamental de Godoy Cruz.

Los números son abrumadores respecto a la diferencia entre la 10º y la 7º, desde el recurso humano, la cantidad de móviles, guardias, logística, comunicaciones, etc. Una comparativa entre ambas jurisdicciones, con la misma cantidad de población, nos arroja de manera genérica una diferencia de 3 a 1, es decir, Godoy Cruz tiene tres veces más recursos que Maipú, comparando jurisdicción a jurisdicción en igual cantidad de población.

Ante tan gran diferencia, la respuesta básica es que Godoy Cruz tiene más población, y luego un agudo silencio de radio. Pero a tal burda respuesta notamos el desinterés hacia Maipú, departamento que tiene una población similar, casi más de 190 mil habitantes pero con un territorio más extenso y heterogéneo que va desde lo Urbano a lo Rural. Maipú es casi 10 veces más grande que Godoy Cruz, una totalidad de 620 km2 a cubrir. En cambio Godoy Cruz, administrado por Tadeo García Zalazar tiene 3 veces más de policías y móviles que Maipú en un radio de 75 km2 con 200 mil habitantes.

Vemos aquí un marcado favoritismo y asistencia de parte del Ministerio de Seguridad hacia la gestión de Tadeo García Zalazar en Godoy Cruz; y el vacío, falta de apoyo y notoria desigualdad para con la gestión de Matias Stevanato, quien comanda la comuna de Maipú.

Los gestos para con el intendente de Maipú se ven reflejados a diario.  En la última reunión del Gobernador Suarez con los intendentes del Gran Mendoza, se notó la ausencia de Matías Stevanato, único excluido en el convite.

 

“El coraje es la voluntad para superar tu miedo, nada más!”

Uhtred de Bebbanburg

 

 

Dr. Emilio Caram

Abogado y Escritor

Ex Director de Apoyo a la Comunidad

Ex Subsecretario de Seguridad Mendoza

Analista sobre Políticas de Seguridad Ciudadana