Cristina Raso, referente de la lista blanco tiza del SUTE explicó durante el programa Muchas Gracias por qué están realizando el pedido de suspensión de la presencialidad frente a la falta de decisión del gobierno provincial.

“No hay una toma de decisión firme. La presencialidad que defiende el gobernador es una ficción porque sólo vienen los chicos que tienen condiciones para asistir y la realidad es que hoy las familias no tienen para ofrecerles zapatillas a sus hijas e hijos. A su vez hay muchas personas contagiadas entonces cada dos o tres días hay burbujas que dejan de asistir. Necesitamos avanzar 15 días de vacunación, luego volver y evaluar cómo estamos. No está garantizada la educación de esta manera”.

“No estamos siendo escuchados, no estamos siendo tenidos en cuenta. Nosotros y nosotras hasta el día de ayer confirmábamos todos los casos a Cuidar salud Nación y ahora sólo debemos hacerlo a provincia. Creemos que no es una forma transparente de manejar la información. Hay que frenar la circulación del virus dijo el presidente y esa circulación se frena suspendiendo la presencialidad”, aseguró Raso.

Respecto de la información circulante sobre la cantidad de casos, Raso explicó que cada docente sólo puede acceder a los datos de su escuela. Pero sólo la legislatura puede pedir a la DGE los datos que están registrados en el GEM” que es el sistema informático del gobierno.

Raso valoró la decisión de las autoridades del colegio San Miguel que decidió cerrar la institución por no contar con la cantidad de docentes y celadoras y celadores que puedan garantizar la higiene y el dictado de clases.

Finalmente, Cristina Raso opinó respecto de la situación que atraviesa actualmente el SUTE luego de que fuera separado su secretario general por acusaciones de violencia de género. “La conducción actuó bien frente a esa situación, y es lo que deberían hacer varios sindicatos”. Sin embargo, afirmó que el sindicato no tiene buena representatividad ni fuerza, frente a “un gobierno que ha vulnerado sistemáticamente los derechos de las y los docentes cerrando paritarias unilateralmente. Tampoco ha exigido condiciones de igualdad en el dictado de clases tanto en virtualidad como en presencialidad”.