Muchos economistas y sociólogos han descripto la situación socioeconómica en el contexto de covid, como una auténtica guerra mundial contra los pobres.

Con la pandemia del coronavirus vemos perdedores por todos lados, pero también se ven grandes ganadores, si bien son pocos, sus ganancias fueron incrementadas increíblemente comparado a el ingreso de un ciudadano común. Algunas empresas son millonarias, y aprovecharon la situación para hacer de su negocio algo aún más rentable de lo que es hasta ahora.
Durante el primer trimestre del año la industria farmacéutica ganó más de $ 70 mil millones de pesos, esto representa un aumento de 65% más comparado con el 2019, en términos interanuales en su facturación. Los medicamentos fueron la vedette en la demanda del mercado farmacéutico, los que más se vendieron fueron los llamados inmunomodularores, que tienen que ver justamente con la defensa del sistema inmune de las personas. Algunos sirven para combatir el cáncer, infecciones y otras enfermedades, su incremento se da justo en tiempos de coronavirus, detalle para nada menor.

En el mes de abril, y cabe recalcar que solo durante ese mes, los bancos ganaron la cifra de más de 30.000 millones de pesos, y en lo que va del año acumulan una ganancia superior que ronda los 70.000 millones de pesos. Decididamente es un sector que prácticamente no sufrió la pandemia.
Otras grandes ganadoras en tiempos de cuarentena fueron las apps o aplicaciones de envio de comida, estas ofrecen el servicio de ser intermediario entre la empresa y el consumidor, lo que se noto fue un incremento en sus comisiones, hasta casi duplicar su valor. Entre febrero y abril muchas empresas elevaron su facturación entre un 60 y 70 % más, entre ellas están Pedidos Ya o la famosa Glovo, estas elevaron su comisión entre un 10 y 15 %, esto lógicamente impactó en el valor de los productos que deben vender los comercios y además en el bolsillo del consumidor, teniendo en cuenta que estas empresas están en pleno conflicto para con sus trabajadores no reconociéndoles derechos laborales y una falta de legislación o regulación del rubro en si.

Ganadores en el mundo

Amazon, cuyo nicho de mercado se sitúa en las compras que se realizan por medio de su sitio web, que en tiempos de pandemia alcanzó a generar cerca de 11.000 dólares por segundo, lo que le valieron que su negocio registrara «un alza histórica» en medio de la crisis mundial. Sin embargo, para atender esta creciente demanda, Amazon contrató a 175.000 personas bajo el régimen de la subcontratación, un sistema precario que impide el reconocimiento de derechos laborales, inhibe la sindicalización y establece contratos uno a uno con sus trabajadores.

Por su parte Netflix y sus grupos de capital asociados Capital Group Companies, Black Rock (uno de los fondos «buitre» que compró y negocia la deuda externa de Argentina, entre otras) y The Vanguard Group ha aumentado sus suscriptores en los últimos dos años pero el 22 de abril registró un récord al obtener 16 millones de nuevos consumidores en el mundo.

La bomba zoom:
Zoom, una empresa de capital abierto fundada por el chino Eric Yuan que ofrece servicios de telecomunicación con videollamadas grupales. En el primer trimestre de 2020 duplicó sus ganancias respecto al mismo período del año anterior, al cosechar 122 millones de dólares por sus servicios a nivel mundial.
Otras empresas como K12, dedicada a la educación online para niños elevó sus ganancias 19%, así como Teladoc, que enlaza pacientes y médicos a distancia, que incrementó el costo de sus acciones en 50% en lo que va del año.
Es muy probable que el incremento de los ingresos en estas empresas o industrias, tenga que ver con el comportamiento de la gente en cuarentena. Hay que esperar a ver si esto es solo una moda, en un contexto extraordinario, o si tal vez llegó para quedarse. Lo que si esta claro en esta historia es quienes ganan y quienes pierden en la batalla económica mundial en contexto de pandemia.

Por: Fernando Cascino