Un stop en la elaboración de una de las vacunas contra el covid 19. Pusieron en duda su confianza, luego de que un voluntario tenga reacciones adversas luego de ser vacunado.

Hace unos días la compañía farmacéutica AstraZeneca, la encargada de desarrollar la vacuna de Oxford contra el covid-19, anunció que suspende temporalmente los ensayos que estaba realizando en humanos. ¿Es una mala noticia?, depende desde la perspectiva que se analice la situación, ya que luego de la critica a la vacuna rusa y una notoria campaña de comunicación en la no confianza de la bautizada Sputnik; AstraZeneca detiene o pausa la fase 3 de los ensayos de la vacuna de Oxford.

Luego de que uno de los voluntarios en Reino Unido haya sufrido una reacción adversa, y que según la compañía que elabora la vacuna, hasta ahora la vida del paciente no corre peligro y se recuperará. Algunos medios de comunicación se sumaron a la campaña de aterrorizar a la gente, titulando el fracaso de la droga contra el covid, jugando con imponer miedo a la comunidad, sin esperar algún comunicado oficial de la empresa encargada de elaborar tal
vacuna. Pero para poner paños fríos a la noticia del stop en los ensayos de la vacuna, lo cierto es que es muy común y que es algo que sucede de forma habitual en los ensayos y no debemos alarmarnos.

Para mayor dato, de 8000 mil personas vacunadas en estos ensayos, solo una persona expreso algún tipo de reacción adversa, esto casi es un éxito además de detener el proceso para estudiar bien el caso del voluntario afectado
Luego de esta pausa de elaboración, un comité independiente será el encargado de revisar todos los datos para determinar si la vacuna ha sido responsable de la reacción adversa, este comité estudiará el caso y decidirá si es seguro o no continuar con los ensayos.

El freno de mano a la vacuna de Oxford, en si es una buena noticia, dado la seriedad de estudiar cada paso, y justamente no dar un paso en falso, teniendo en cuenta que se están elaborando en el mundo mas de 10 vacunas diferentes, algunas de ellas son la vacuna  Moderna de (EEUU), la de BioNTech con Pfizer (Alemania + EEUU), las de SinoVac y Cansino (China) y la bautizada como Sputnik (Rusia).

Fuentes del laboratorio AstraZeneca, consideran que la pausa forma parte de la investigación
habitual de cualquier vacuna y que no hace más que dejar en claro los niveles de seguridad con
que testean sus productos para garantizar la absoluta seguridad de su uso posterior.

Por: Fernando Cascino