El directorio de OSEP publicó la resolución Nº 989, donde cambia las situaciones afiliatorias y la fijación de cuotas de cada segmento, esos cambios modificaron algunos criterios para cobrarles la cuota a los familiares que adhieren a un afiliado no convencional, como son los docentes suplentes, divorciados y nietos.

Esta modificación afectó a un grupo grande de afiliados, principalmente a los docentes suplentes que tienen familiares a cargo, el cambio tiene que ver con la forma en que se consideran como afiliados y cuánto pagaran.

Estos cambios, ponen en riesgo la salud de miles de afiliados que probablemente recurran a la justicia, para reclamar contra las medidas que ha tomado el directorio de OSEP, encabezado por su director, Dr. Carlos Funes.

Sin embargo, la Obra Social de Empleados Públicos, continúa con su proceso de capacitaciones para mejorar la atención de sus afiliados.

Hoy en una entrevista, Gabriel Trestín, gerente administrativo de OSEP con sede en Valle de Uco, manifestó «la importancia de las capacitaciones para el personal administrativo y mejorar la atención de sus afiliados quienes están con mucha incertidumbre y ansiedad».

La gestión de Carlos Funes al frente de la OSEP refleja la ausencia de personal «CAPACITADO» para poder interpretar en LSA, a afiliados «HIPOACÚSICOS», siendo tal situación incomprensible e inadmisible.

Esta problemática, sumado a las última resolución del directorio de la obra social, denotan una falta de preocupación y ocupación con aquellos afiliados que no tienen como expresar su disconformidad, ante el avasallamiento de un derecho fundamental de todo ser humano, el cual constituye el derecho a la salud.

Para aquellos que adolecen de una mala memoria, es importante recordar el proyecto que presentó quien fuera gobernador de la provincia y actual diputado nacional, Lic. Alfredo Cornejo.

En julio del 2.006, el hasta ese entonces Diputado Nacional, Alfredo Cornejo, presentaba el Proyecto de Ley 3704-D-2006 «Ley de reconocimiento oficial de la Lengua de Señas Argentina (LSA) de libertad de expresión y derecho a la información de personas sordas».

En el artículo 23 de dicho Proyecto mencionaba, «que todo establecimiento o dependencia, público o privado, de acceso público en general, deberá contar con el sistema de señalización visual y códigos imprescindibles para que las informaciones necesarias, habituales o de emergencia, sean reconocidas fácilmente por las personas con discapacidad auditiva».

Mención aparte, merece su gestión como gobernador y la clara ausencia de políticas públicas de integración dirigidas a personas «hipoacúsicas», la ausencia de intérpretes en los colegios, y en los distintos organismos del estado provincial, son la muestra cabal del abandono y la desidia.

En OSEP pareciera suceder lo mismo, la impronta cornejista que llevó a cabo el ex director de la obra social, Sergio Vergara, continúa con Carlos Funes, quien desde que asumió en su cargo como Director, continúa invisibilizando a los «afiliados».

Estos hechos que inciden en la salud de miles de mendocinos, son el reflejo de la «banalidad dialéctica de funcionarios incapaces».

OSEP ¿Te cuida?