Pablo Ferrari referente de Fundación Por Una Salud Inclusiva, detalló que la misiva pide que se tomen las medidas adecuadas para preservar la salud y la vida. “Esta ha sido una de las semanas más complejas, y con un sistema sanitario por encima del 95 % de ocupación”, sostuvo.

 

“El personal es sumamente escaso y lo que pasa en el hospital Schestakow está pasando en todos los hospitales con los residentes que reclaman más capacitación para la atención de terapia”, dijo Ferrari.

Entre otras cosas, En la carta se solicita que se continúe con las restricciones, con la virtualidad en la educación, ya que “conociendo los números es una gran irresponsabilidad negar lo que sucede. Necesitamos estas medidas para darle tiempo al virus con la vacunación”, añadió.

En relación a lo que sostiene la DGE sobre la baja incidencia de casos en el sistema educativo, Pablo Ferrari pidió que la DGE debe brindar los datos que ellos tienen para analizarlos, pero tenemos clara evidencia científica que hay indicios, y no solo dentro del sistema, sino en todo el contexto, como el transporte público y la movilidad que genera las clases presenciales, ya que son alrededor de 600 mil personas que se trasladan diariamente. “Insistimos en la virtualidad en la educación y la búsqueda activa de casos y poder aislar en el momento oportuno a la mayor cantidad de casos”, dijo.

Para concluir sobre la vacunación, el referente de la Fundación por una Salud Inclusiva expresó que Mendoza en los últimos tiempos han incrementado el ritmo de vacunación. ”Se podría acelerar más, y espero que sigan llegando más vacunas”, sentenció.