Tras la publicación de una funcionaria de Rivadavia con una imagen reivindicando la última dictadura militar, y las repercusiones que se dieron al respecto, dialogamos en Muchas Gracias con Sergio Martin de la Liga Argentina de Derechos Humanos, quien sostuvo que hay que partir de un principio que el derecho de manifestarse esta, pero tiene límites”. Por otro lado, el discurso de odio es generado por alguien, y este posteo es parte de eso, explicó el referente.

Esperamos acciones acordes al riesgo que esto genera, sostuvo, al tiempo que manifestaron preocupación por las expresiones de la directora de derechos humanos de Mendoza, Luz Faingold ante este hecho. “Nos duele la falta de acción y nos preocupa que no se actúe ante esto”, sostuvo.

Los organismos no forman parte de ningún partido político, son independientes” expresó Martin ante los dichos de Faingold que habló de que esos organismos se han partidizado.

La argentina fue atacada por el genocidio de Estado, y eso es uado en el marco de una planificacion que se muestra en el discurso de odio, comentó Sergio, al tiempo que habló de un documento emitido tras las declaraciones de una legisladora del PRO.

Estos discursos de odio van a ocurrir, la diferencia es cómo responde el sistema”, sostuvo el referente, en relación a la venta del diario El Mercurio de Chile de un suplemento con soldaditos de coleccion destacando la vestimenta nazi entre otros.

Volviendo a lo acontecido en nuestra provincia, Martin sostuvo que esperaban una respuesta más contundente, que es lo que se vio reflejado en el documento emitido, donde se sustrajo los dichos de la funcionaria provincial de la transmisión en el móvil de Libertador.

Frente a la existencia hay que evitar que esto no se reproduzca, y si es necesario hacer la crítica” a estos posteos, concluyó.