SER POLICÍA

Seguridad y precariedad suenan parecido, pero son casi lo opuesto.

Desde el Ministerio de Seguridad y Justicia realizan una convocatoria para sumar estudiantes para Auxiliares en la Policía de Mendoza, de cualquier manera.

Se buscan aspirantes a auxiliares de la Policía de Mendoza, una convocatoria que suena desesperada

La foto que abre esta nota no es trucada, ni montada. Es una instantánea tomada hoy, en la zona llamada Barrio La Favorita, a pocos metros del Campus Universitario de la Universidad Nacional de Cuyo. 

Desconfianza

La convocatoria a una charla, en la que se dará una orientación sobre qué es el Instituto Universitario Superior para la formación de policías, no puede pasar desapercibido. En primer lugar, por lo escueto del mensaje, en segundo porque no coincide la edad que figura con los requisitos que -como puede verse y escucharse en el video institucional www.youtube.com/shorts/mgjrCBncPpM -se exige; y en tercer lugar porque la buena voluntad, en este caso, contradice la ley

El misterio de seguridad y justicia, ni.

En vez de certezas, actualmente, el Estado suele proporcionar a la sociedad  misterios e intrigas, ya no sólo en la economía, sino además en la administración de justicia y en la provisión de seguridad.  Este cartel de convocatoria, seguramente de una solícita vecina, que -probablemente- junto a otras y otros organizan ese encuentro para que las y los jóvenes se interesen para estudiar y formarse como policías, no hace más que revelar el carácter precario con el que se trabaja, en demasiados ámbitos. Y así nos va

Salida laboral, oferta y demanda

La oferta para que se inscriban en el IUS sólo puede ser tentadora en una sociedad en la que abunda el desempleo o el que existe está mal remunerado y otorga nada de futuro, tema para que los empresarios del CEM, UIM, AEM, UCIM, ACDE, y los desconcertantes cooperativistas de ACOVI se lleven a casa para estudiar. El ingreso a la Fuerza Pública por excelencia, a una institución que debería ser un alto mérito, queda relegada a no quedarse sin pan. Ignorar la vocación no es recomendable para ningún individuo, y en este caso en particular, riesgos para la sociedad. 

La anomia pegada en un poste

De ninguna manera es pedirle a la gente con iniciativa que siga contribuyendo con la sociedad, pero hacer un llamado para posibles futuros agentes del orden, guardianes y brazos de la ley, violando una ordenanza, convengamos no otorga mucha confianza. Seguramente más de un lector dirá "es una nadería". En ese caso las lecturas posibles son dos: si carece de importancia ¿para qué el cuerpo legislativo municipal pierde tiempo en reglamentar ordenanzas inútiles?, segunda lectura: si sortear la ley (en este caso levísima) es lo mismo que cumplirla, pues esto es una invitación a ignorar la ley. Y si ignoramos la ley ¿qué sentido tiene que haya personas custodiando los bienes e impidiendo que se violen las leyes?.  En esta ocasión vamos a privarnos de aseverar que para muestra basta un botón.

Ordenanza sobre Publicidad Municipalidad de Mendoza

Texto completo de la Ordenanza, que como podrán comprobar, tiene diez años, tiempo suficiente para conocerla, o para cambiarla 

Esta nota habla de:
Últimas noticias de Ministerio de Seguridad y Justicia

Nuestras recomendaciones