NUEVO GOBIERNO

Cuenta regresiva

Las idas y vueltas con las designaciones va a la zaga de los vaivenes con las propuestas y promesas del presidente electo Javier Milei. Las ofertas pendulares parecen obedecer a una osada y criticada propuesta de Esteban Bullrich, de siete años atrás

La cuenta es regresiva, la historia no, por favor

El tobogán ético por el que se lanzó la política nacional, de la mano de un periodismo increíble, tiene una pendiente inédita: 89 grados. Sin embargo, una vez de nuevo en tierra, los personajes que ocupan bancas, columnas en diarios, despachos y títulos, hacen "la gran Sísifo", y retoman la amable escalera hacia la cúspide.

Qué exagerado

El próximo domingo se investirá como presidente de la República Argentina a un personaje que ocupa perezosamente una banca en el Congreso y abomina de la política. Primera e innegable contradicción. La crisis de los 40 de la democracia no requiere mayor ejemplo. Esa bisagra entre la juventud y la madurez que suele conflictuar a los humanos, en nuestro régimen se pronuncia con exageración.

Heráclito y Demócrito, a marzo

Lo único permanente es el cambio, sostenía Heráclito, siempre afligido por las miserias de los comportamientos humanos. Pero esta vez ni Demócrito (rival antagónico) se atrevería a desafiarlo con su optimismo, y no es porque no exista la esperanza o expectativa en la porción más numerosa de la sociedad, sino porque los cambios que ofrece el panorama político son tan rotundos y frecuentes que ni tiempo para burlas hay.

Que se vaya el 2001 de la memoria

La robustez del sistema institucional argentino es lo que nos permite pensar que no hay espacio para nuevos desastres como el que ocurrió en 2001, pero los de la fórmula ganadora removieron con sus discursos tantas estructuras que pusieron en alerta un dispositivo de supervivencia. La defensa de derechos vitales. El temor por una regresión a los días tenebrosos de una Argentina sin estado de derecho.

Ganas de ganar

El tesón de algunos y algunas por alcanzar lugares en la escena política, sin evaluar el valor de la entrada no encuentra parangón en nuestra historia. Quien fuera señalada por el presidente electo como un peligro para la sociedad por su paso por la agrupación Montoneros, será la encargada de la seguridad interior. El inventor del instrumento financiero "leliq", a quien Milei acusó públicamente de timbero, Luis Caputo: ministro de economía. Y al Banco Central, entidad que el electo prometió liquidar, va un amigo y ex funcionario de Macri.

Juntos por el cargo, dejó de ser una chanza

La generosidad de Javier Milei con gabinete propio y fondos ajenos es tan amplia que al aspirante a vicepresidente fracasado le consiguió un lugar, cargo que le sobra de brazos, piernas y fundamentalmente espaldas (a pesar de su abultada anatomía) Ministerio de Defensa. O sea, sólo un sustantivo es más escaso que los dólares, la vergüenza.

El juez que es Juez por apellido pero que ejerce de humorista y hasta en eso falla

Leer la entrevista que le hiciera el filósofo y abogado Luis Novaresio a Luis Juez (afortunadamente Novaresio tiene esos diplomas que nos permiten eludir el rótulo de periodista) confirma lo que dijimos en el comienzo de esta columna. El hombre de vocación errática manifestó que le provocó ternura Milei, el mismo que había proferido un inaceptable insulto para con su Hija, que tiene una discapacidad, porque lo saludó cariñosamente y le pidió disculpa. Ni la ofensa a las personas con discapacidad empañan la admiración por haber alcanzado el poder "sin aparatos y con monedas". Este perdonador es el mismo a quien Macri favoreció con la Embajada de Argentina en la República del Ecuador y debió dimitir por tratar de mugrientos a los ecuatorianos, o sea, nada que envidiarle a Miguel del Sel, derrotado incontables veces, pero senador nacional por Córdoba. Me exime cualquier disculpa su propia expresión, dice que pondrá al servicio de los cordobeses sus "deposiciones" mentales. No lo decimos nosotros, eh.

Cuenta regresiva

Bullrich, el profeta

Esteban Bullrich, hoy legítimamente admirado por su entereza frente a una enfermedad impiadosa, en 2016, cuando ocupaba el Ministerio de Educación, arriesgó públicamente un concepto que lo hizo acreedor a críticas durísimas desde todos los sectores, y bien merecidas. Dijo aquella vez: "Debemos crear argentinos capaces de vivir en la incertidumbre y disfrutarla" Lo que ayer sonó absurdo y a la vez intimidatorio y amenazante, hoy suena a profecía cumplida. Con el presidente que la mayoría eligió, la capacidad de navegar en la incertidumbre será indispensable. Lo de disfrutarlo, habrá que contar cuántos lo lograrán manteniendo su juicio.

El casting de la casta

El desapego a la coherencia y la devaluada verdad (aunque transitoria y precaria) permiten detectar que todo es posible cuando nada se puede hacer. Al revisar los nombres del gabinete y al repasar los cargos que se están repartiendo como Pan Dulce en la Navidad Peronista, observamos que la ausencia de casta es tan fiable con los champús para la caspa. Esto no significa que los funcionarios y las funcionarias que se nombrarán carezcan de idoneidad, lo que sí podemos garantizar es que les sobra experiencia, excepto, claro, a quien los designa.

Congreso o singreso

Que la probable Canciller, actual legisladora, haya dicho en una entrevista que si el Congreso no aprueba, gobernarán por decreto, desnuda la estatura republicana de quien así se pronuncia, por un lado, y devela la ausencia total de tacto histórico contemporáneo. Aunque hace horas liberaron a Fujimori, debería saber que justamente el 7 de diciembre de 2022, Pedro Castillo, presidente electo del Perú, quiso hacerlo (anular las facultades del Congreso) y el resultado es que hoy permanece en la prisión y sin un proceso penal conclusivo. Mondino se ha transformado en una incontinente declaradora de desatinos, riesgo para el País y para las relaciones diplomáticas.

En bondi hasta la casa de las leyes

Para efectuar algunos de los cambios prometidos y ambicionados se requieren leyes, que se debatan, se aprueben, se reglamenten y se pongan en práctica. Ese proceso que el propio presidente ignora (recordemos cuando como diputado se arrepintió y pidió cambiar su voto) es inevitable en la República. Inevitable no tiene otra acepción. Asimismo, las promesas que más adeptos le sumaron, no podrán ser por el momento, ni siquiera como proyectos. Sí, en cambio, varias de las medidas que obedecen a la fiebre del achique y a un nuevo desguace del Estado. Esperamos que el ómnibus transite con prudencia, no sortee semáforos y no colisione prematuramente.

La ley de la selva deberá estudiarse en comisión

Quién usurpó para su campaña la iconografía del felino más famoso del Planeta, el león, tendrá la posibilidad de exhibir sus virtudes -que ojalá las tenga y en cantidad- en un escenario tan expectante como demandante. Tan adverso como favorable. Y deberá saber conducir un país extenso, vasto, rico, complejo, creativo, confrontativo, pulsional y reflexivo, también. Es recomendable considerar que lo de "el rey de la selva" es una denominación literaria, ficcional. Los leones habitan en las sabanas y bosques abiertos, eso de "rey" es una cuestión aparente, o sea, es una fama inútil al momento de liderar con inteligencia y coraje.

El vértice que vincula el principio con el fin, la llegada a la meta con el inicio de la carrera

Será a partir del próximo domingo. Podrá lucir un impecable frac pero ya no quedan conejos en la galera. La prestidigitación y el histrionismo cumplieron su cometido para llevarlo hasta el lugar más encumbrado del Poder de la República Argentina. Después de un año con un calendario repleto de elecciones, llega el acontecimiento culminante. Alberto Fernández investirá a Javier Milei como presidente.

Demasiado grandes para juegos infantiles

Acceder a la cúspide es un mérito enorme que nadie negará, pretender que esa fecha sea el momento fundacional, un defecto recurrente. Desde el 10 de diciembre, Javier Milei deberá encarnar un liderazgo desafiante pero posible. Agasajar y cumplir con esa mayoría que lo catapultó, pero también atender, contemplar las necesidades, aspiraciones y proyectos de esos muchos otros (y otras) que no lo eligieron. Los juegos infantiles son para otro momento y para otra plaza. Esta es una buena ocasión para procurar que todos y todas podamos crecer y vivir admitiendo las divergencias y respetándonos. Argentina es un generoso país que ya está en edad de consolidarse como Nación. Y no sobra nadie

Más de Opinión
DESATINOS DEL GOBIERNO

Y ahora ¿quién podrá defendernos?

Y ahora ¿quién podrá defendernos?
Anuncios que insinúan jugadas de ajedrez políticas, pero acciones y actitudes que sólo dan para una partida de ludo. ¿En manos de quién está la Seguridad Interior y la Defensa Nacional?. Datos que asustan.

Nuestras recomendaciones