Las fronteras del poder

Con las Madres, no. Con las conquistas, tampoco

La victoria en segunda vuelta de la fuerza La Libertad Avanza consagró a Javier Milei como Presidente de la República Argentina. Máxima autoridad del Poder Ejecutivo, que confiere facultades pero no le otorga poder ilimitado. Los primeros anuncios confirman sus propósitos, algunos provocan una pronta irritabilidad y despierta la resistencia.

La innegable legalidad y legitimidad con que asumirá Javier Milei la presidencia de la República Argentina no le confiere poderes extraordinarios.Sonará obvio, pero sabemos que lo que suele pasar desapercibido, siempre, es lo obvio. La pronta tensión con las Madres no es inocente.

Ser lo que se detesta, una contradicción peligrosa.

El triunfo en segunda vuelta con más del 55% de los votos afirmativos a su favor, puede ser una daga con un filo oculto. Nadie le restará mérito a su meteórica carrera. Desde el desprecio manifiesto por la cosa política hasta alcanzar el sillón de Rivadavia, la distancia es sideral y el tiempo ha sido casi una mueca. Llegan las felicitaciones desde todo el Mundo pero no las licencias para actuar discrecionalmente.

Caer en la tentación.

Es comprensible que desde el domingo, las tentaciones le dancen a Milei a su alrededor y sabemos que son tan potentes como las sirena en la Odisea. Ulises prefirió que lo amarraran al mástil, Milei debería buscar urgente cuerdas que le impidan embriagarse con el néctar de una victoria impensada, apenas un par de años atrás.

Inédito, queremos que incumpla sus promesas.

A propósito de la Plataforma de La Libertad Avanza, que presentó ante la Cámara Nacional Electoral, postuló aspectos generales pero otros puntuales (se puede repasar abriendo este link) https://www.electoral.gob.ar/nuevo/paginas/pdf/plataformas/2023/PASO/JUJUY%2079%20PARTIDO%20RENOVADOR%20FEDERAL%20-PLATAFORMA%20LA%20LIBERTAD%20AVANZA.pdf

Vamos a coincidir que es la primera vez en estos 40 años de Democracia ininterrumpida que la totalidad de quienes no se expresaron en favor, prefieren (preferimos) que no se cumplan muchas de las promesas. Hoy se inscriben en este deseo, inclusive, los propios votantes que no se detuvieron a leer estas propuestas de acciones con detenimiento.

Gracias, no por ahora.

Así como en esa Plataforma introducen vaguedades que son aspiracionales y que por la descripción se parece más a un plan de negocios que a un manifiesto político, hay temas puntuales que revisten una gravedad institucional insoportable.

Sabemos que la arquitectura legal sobre Seguridad Interior en Argentina, se construyó con enorme esfuerzo, años de reflexión y debate, derribando intransigencias y edificando un concepto superador. Lo que proponen desde la Libertad Avanza significa un temerario retroceso, pero para lo cuál deberían contar con la anuencia (o complicidad) de demasiados. Lo dramático es que desde el desprecio a la otredad, suele introducirse en esa otredad a la propia Ley, y si de algo sabemos en Argentina es de anomia e insurrección.

El Loco, biografía de Javier Milei.

El Loco, biografía de Javier Milei.

Lo clínico, lo psíquico y lo ético. Una locura.

Desde los clásicos griegos hasta los postmodernos, la calificación de «loco» es un concepto polisémico. El loco, en singular, siempre despierta inevitable admiración, para bien y para mal. La medicina psiquiátrica le resta la dosis de encanto; en psicología despierta ambigüedades irreductibles y desde lo ético suele reflejar una conducta extraordinaria. La cuestión, en todos y cada uno de los casos, es la implicancia que tiene la acción de «el loco».

Resulta irremplazable como ejemplo Marcelo Bielsa, ese «loco» al que le cabría mejor el apelativo «genio», porque tiene talento infrecuente, recursos técnicos únicos y transmite valores que se esmera en explicar, o sea, abre un camino a seguir. En contraposición, tal como expone el periodista Juan Luis González en su biografía «El Loco», de reciente aparición (editorial Planeta) Javier Milei exhibe prácticas extravagantes y su conducta es inestable. Tan interesante y preocupante como esta biografía es escuchar , casualmente, al Embajador de Argentina en la república de Chile, Rafael Bielsa, a la sazón hermano de Marcelo, quien compartió y fue jefe de Javier Milei durante años en Corporación América, holding de empresas fundada por Eurnekian. Siempre generoso en sus entrevistas, aquí se lo puede escuchar con Alejandro Bercovich, con una descripción sobre el presidente electo que ayudará a situarnos.

www.youtube.com/watch?v=6s1TG2lOZGQ

Las márgenes del triunfo.

Impelido por su propia retórica y propuestas, el lunes inmediato posterior al triunfo, Milei, gastó su primer gesto de desprecio por la historia. En el Día de la Soberanía, anunció que privatizaría YPF, la Televisión Pública, Radio Nacional y Télam. O sea, los bienes más codiciados en el Mundo y la estructura comunicacional del Estado Nacional. Sí. Fue su propuesta primigenia, avalada por la mayoría a través del voto, pero la afectación del patrimonio de una Nación, tanto material como simbólico, no puede rifarse como hacía con su dieta de Diputado Nacional, son atribuciones que exceden a un inquilino de la Casa Rosada, aunque haya pagado por adelantado cuatro años de alquiler

Intrigas palaciegas.

Especular que las acciones aparentes esconden un otro propósito es un ejercicio habitual cuando tratamos de discernir el poder real. Considerar que estos intempestivos anuncios tienen como objetivo «marcar la cancha» es una posibilidad. Pero caben otras. Que se trate de una precoz provocación para medir fuerzas y comenzar tempranamente a fabricar una oposición estable. O sea, prefigurar contra quien, desde el ejecutivo nacional, deberán enfrentarse para llevar adelante su proyecto. Existe la probabilidad, además, de que este avance, no de libertad sino de desmantelamiento del Estado, obedezca más a intereses externos que al apego ideológico. Y tampoco podemos despojarnos de aquella idea de Jerzy Kosinski llevado al cine y protagonizada de manera magistral por Peter Seller, «Desde el jardín», aunque con auspiciantes mucho más cínicos e inescrupulosos.

Murió el Chapulín Colorado.

En materia de derechos, tanto humanos como en las disciplinas inferiores, la concepción manifiesta de esta neo fuerza implica una amenaza concreta, no imaginaria, sobre un consenso que torpemente creímos inamovible y perpetuo. Si se extrema la incompatibilidad, abre una ventana inédita, o sea, impensada. Si, nuevamente, no es desde el vientre del Estado de donde nacen los acuerdos de concordancia, armonía y paz, sabemos cuales son los otros medios de la política, nunca recomendables. La resistencia debe utilizar canales aptos, habrá que ver si son suficientes y eficaces. Se suma como dato no subsidiario el estímulo a la portación de armas y si suena paranoide, no quite la mirada sobre el retrovisor.

Documento de Madres de Plaza de Mayo.

Documento de Madres de Plaza de Mayo.

Ya no es sólo una y no hay que dejarlas solas.

Bien temprano, las Madres de Plaza de Mayo emitieron el comunicado que aquí replicamos. El gremio ATE también se expidió en relación a los anuncios privatizadores, en el que planteó definiciones que exceden el tema de posibles despidos. Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo publicó su pedido de audiencia al nuevo presidente y las consideraciones para tal reunión. Algo que inquieta mucho: son expresiones pronunciadas a la intemperie de los partidos políticos. Ojalá que no revista una actitud de abandono.

El excesivo costo del tedio y del hastío, no alcanza.

Explicar que Javier Milei sea el nuevo presidente, y que Victoria Villarruel reemplace a la figura política más gravitante de lo que va del siglo XXI en Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, le resultará difícil a la historia, y más aún a la crónica coyuntural, pero no debemos eludir la responsabilidad de intentarlo. Asignarle al evidente hastío por la inflación y al tedio que provoca la insuficiencia de recursos para vivir como se merece, es una verdad incontrastable pero insuficiente. Atribuirle la victoria a la súbita alianza que Macri procuró, desmembrando sin piedad Juntos por el Cambio y eliminando sin pudor el relato de 48 horas antes, sólo confirmaría aquella despreciable frase del filósofo escocés Thomas Carlyle, traducida y apropiada por Borges, que sostenía "la democracia es un abuso de la estadística carente de todo valor". De ninguna manera esto puede darnos una respuesta reparadora.

Deuda, una pendiente al infinito.

La abultadísima deuda dineraria que tiene Argentina frente a un heterogéneo arco de acreedores, y que Milei utilizará -al menos- durante su primer año de gestión para justificar sus medidas y sus yerros, supera los 380 mil millones de dólares según estimaciones de expertos, y con vencimientos en 2024 que requerirán de audacia y creatividad en lo económico. Pero hay otras que pueden explicar estas. La administración de Justicia tiene una deuda difícil de simplificar. Si no se producen, ahí sí, cambios drásticos que garanticen derechos y ayude a desarmar la intrincada corrupción, en vez de incrementarla, torna inviable un futuro próspero. Si no se transparenta la gestión judicial y los procesos que designan a los jueces siguen siendo tan ajenos a la comunidad, puede producirse una espontánea e indetenible multiplicación de "copitos" para lo que ninguna sociedad está preparada y nos alcanzarán todos los pañuelos del mundo. Es de precavido considerar que el fraude tan temido fue fraudulento.

Más de Opinión
DESATINOS DEL GOBIERNO

Y ahora ¿quién podrá defendernos?

Y ahora ¿quién podrá defendernos?
Anuncios que insinúan jugadas de ajedrez políticas, pero acciones y actitudes que sólo dan para una partida de ludo. ¿En manos de quién está la Seguridad Interior y la Defensa Nacional?. Datos que asustan.

Nuestras recomendaciones