Nicolás Martínez es uno de los “Diez jóvenes sobresalientes del año 2020” de la ciudad de Córdoba.

Un ejemplo de vida: Nicolás es un joven con discapacidad visual, y en pandemia se recibió de abogado, tras 8 años de estudios. Al inicio de su carrera obtuvo una beca de la Fundación Sudecor, que le permitió cursar en la Universidad Siglo 21. Desde segundo año hasta la actualidad, la (FUPEU) Fundación para la Enseñanza Universitaria de Bell Ville le concedió una pasantía rentada.

Formó parte de la Asociación de Ajedrecistas Ciegos de Argentina. Fue campeón de ajedrez a nivel municipal y subcampeón a nivel provincial y nacional.

Además fue ganador en el Concurso de dibujo en Braille y pintura en la Escuela Superior de Bellas Artes Fernando Fader de Bell Ville.

Actualmente, es un activo participante del proyecto comunitario “Ponte en mi lugar”, que consiste en mostrar que las personas con discapacidad tienen las mismas posibilidades que que todas las personas.

En entrevista, con Vicky López, nos contó cómo fue el camino para llegar a su título. Qué barreras debió sortear y cuáles son sus objetivos en esta profesión.