Mendoza agita el aire, pero esta vez no es por el viento zonda sino por LV8 Radio Nacional Libertador .

Dentro de su nuevo diseño de Programación, de lunes a viernes desde la 7 y hasta las 10.30 propone “Muchas Gracias”, un programa periodístico informativo y miscelánico para el cual ha sumado a Emilio Vera Da Souza y Ariel Robert en la conducción, junto a Natalia Pautasso y Esteban Rodriguez ,quienes ya se desempeñan en el aire de LV8

Aunque suene paradojal, el envío de “Muchas Gracias” ha despertado gran expectativa porque promete hacer algo que parece inusual: PERIODISMO sin condicionamientos.

Las extensas y conocidas trayectorias de Emilio Vera Da Souza y Ariel Robert insinúan una apuesta fuerte, en una provincia de raigambre conservadora y desde un medio Público, que garantiza una lectura diferente, desprovista de obligados sesgos mercantilistas.

Según sus hacedores y con el aval del director de la Radio, Alberto Sabatini, este programa integra al mejor plantel periodístico de la región, sumando a muchas y muchos locutores, periodistas y especialistas. La nómina es cuantiosa y nutritiva. Mónica Borré, Ana Vega, Florencia Moreno, Natalia Tisera, Mariana Ferreira en producción, Javier Costarelli en exteriores, los aspectos técnicos y de sonido Carlos Martín, Gustavo Torres. Además de colaboraciones externas de peso como las de Germán Ejarque y Juan Manuel Gispert, entre otros.

Removió la quietud que exige la pandemia una campaña previa, ya que figuras nacionales como Ana María Picchio, Miguel Rep, Felipe Pigna, Pablo Rago, Francisco Suarez, Fabián Gianola, Facundo Manes, entre muchas y muchos otrxs aparecían en las redes augurando éxito al envío. Y el aval de figuras de las tablas mendocinas de enorme peso como Cacho Garay, el Flaco Suárez, Fernando Ramirez, se sumaron junto a actores, músicos, gestores y pensadores mendocinos.

Los protagonistas principales –dicen sus conductores- son los oyentes. Y al desafío de informar, de incomodar a los poderes y develar aquello que está invisibilizado, le agregamos el más riguroso: entretener y divertirnos. Despojar las solemnidades y atrevernos a decir lo que pensamos, pero con la obligación previa de pensar lo que decimos.

El nombre MUCHAS GRACIAS, explica Ariel Robert, obedece a un axioma que repite y que inclusive pronunció en la última entrega del Martín Fierro ante amigos y adversarios en la ceremonia: “La ingratitud debe incorporarse en el Código Penal como delito, junto a la ausencia de honestidad en los medios”.

LV8 Radio Nacional Libertador sube la apuesta y ojalá en Mendoza, estén dispuestos a sentir Muchas Gracias

Ilustración de REP