El actor, payaso y clown Victor Di Nasso nos contó de su proyecto “charlas en el coreto”, y de como vive hoy su presente en tiempos de reinventar la profesión artística.

 

¿Qué es charlas en el coreto?

El coreto es un espacio que está en los circos antes de entrar a la pista, es como el detrás de
escena de los payasos y artistas, un lugar mágico, donde hablas con artistas de todo el mundo
dependiendo el circo, y es donde te vas preparando para salir actuar y tus pares te dan animo
o se cruzan experiencias.
Cuando comenzó la pandemia, no quise quedarme quieto y lo primero que salió fue hacer
videos con “Risamaestra”, teniendo en cuenta que los maestros estaban pasando por la
misma situación de dar clase virtuales, también jugué con “Chapote”, pero empezó a
quedarme gusto a poco, y en algún momento me hicieron entrevistas virtuales y ahí surgió
“Charlas de Coreto”, son charlas con gente del humor, de la risa, del clown, teniendo en cuenta
de que no hay mucho material de lo que hacemos, me pareció una linda manera de armar un
registro.

¿Cómo estás pasando esta cuarentena?
Surfeando la Pandemia, como esperando llegar a tierra, para poder retomar las actividades porque me afectó mucho en mis ingresos, ya que el 100% viene del arte, de hacer funciones, en
teatros en bares, privados, cumpleaños, dar talleres de clown, esperando que no sea lo último
que se active, ya que somos muchos los que estamos sufriendo el no tener un ingreso, ni una
ayuda concreta.

¿Has visto alguna política clara de parte del estado con respecto a los hacedores culturales?
No se ven políticas concretas, además tardan en tomar decisiones, y las decisiones que han
tomado no son para nada paliativas, se entiende que se priorizó la salud, pero desde las
oficinas de cultura no hay respuestas. El Instituto Nacional del Teatro ha sido el que avanzó
más rápidamente en una idea y una acción, ya que entregó plata a contraprestación.

En otros países se está viendo que reabren algunos teatros ¿Cómo crees que será el futuro
de las salas de Mendoza?
Es una mezcla de alegría y tristeza lo que pasa en estas salas a medio llenar, los que
trabajamos en el arte popular, en el humor, en el mundo del clown, buscamos la calidez del
público, y estas salas resultan algo frías, ojala no nos tengamos que acostumbrar a eso y que
solo sea una solución pasajera. No me gustaría que sea esto siempre así, me parece muy
importante el contacto con el público, la interacción y la participación de la gente.

Se están armando protocolos a nivel teatral, Café Concert, a nivel callejero, para estar
preparados a la reapertura de los espectáculos, deseando que sea solo un paso hasta volver a
la normalidad.

¿Cómo fue entrevistar a Fofito , icono de la niñez de muchos, y que está aún vigente hoy?
Son regalos que te da la profesión, que tiene estos momento maravilloso, como en su momento
que pude conocer a Chespirito, a Kiko, al Profesor Jirafales y hoy Fofito, todos maestros de lo
que soy hoy. Aun no pude dormir bien luego de comunicarme con él, al cortar la comunicación
recién intente relajar, como le dije en la charla, el es uno de los culpables de que yo me dedique
a esta profesión, es una persona que tiene 71 años y sigue vigente y con muchos proyectos.

¿Cómo siguen estas charlas?
Este jueves a las 19 hs. Vamos a charlar con “Chacovachi”, un icono del arte callejero, arrancó
en las plazas con la democracia, ha escrito libros, dio talleres, viaja mucho con su arte, un
artista con muchísima experiencia.

¿Cómo crees que va a salir el mendocino de esta cuarentena, con mucho humor, o va a ser
difícil hacerlo reír?
Creo que hay mucha sensibilidad por la situación actual, el no poder abrazar o visitar o estar
con la gente que estimas, hace que estemos más sensibles seguramente. Si bien el mendocino
es bien montañés, últimamente va a los espectáculos y participa mas de las actividades
culturales o artísticas, está más atento y participativo y accede a los shows, yo quiero pensar
positivo y creer que vamos a seguir siendo los mismos de siempre.

 

POR: FERNANDO CASCINO