Así lo expresó con pesar Natalia Benavídez, durante el programa Muchas Gracias, quien denunció que a pesar de los sucesivos reclamos al gobierno provincial, incluso en la legislatura que adhirió a la ley nacional, no se toman las medidas necesarias para garantizar la calidad de vida de las personas que han recibido un trasplante de órgano.

“Parece que hubieran adherido a la ley sólo para que dejáramos de solicitárselo, porque no se hace nada para cumplirla como corresponde”, afirmó Benavidez