“Decidir sostener una política de paritaria a la baja, evidencia que es una decisión estatal de tener bajos sueldos en el sector público”, expresó el analista en política económica Juan Manuel Gispert. En su columna en Muchas Gracias, expresó que en la discusión del tamaño del estado, se da cuenta uno que Mendoza, medio ajuste que se hace, repercute en los principales servicios, expresó el especialista.

“Evidentemente no hay un problema en el Estado, ya que el superávit fiscal se relaciona con la baja de los sueldos de los trabajadores estatales” explicó Gispert, y agregó que no hay más margen de ajuste en este sentido.

 

Por otro lado, Gispert habló ante Ariel Robert, Emilio Vera da Souza y Carolina Quiroga de los datos aportados por el SIPA, en relación a la evolución del trabajo en el país correspondiente al mes de mayo. “Llevamos 17 meses consecutivos de crecimiento neto del empleo”, sostuvo el especialista, quien los detalló en cálculos porcentuales.

 

Pero, agregó que a pesar de este crecimiento, seguimos muy por debajo de lo óptimo. Y para tener conciencia de la política del macrismo, en los últimos años de su gobierno se perdieron casi 300 mil puestos de trabajo, superior a los perdidos en la pandemia. “En los últimos años de Macri cerraron 22 mil pymes” dijo el analista, y detalló los empleos recuperados y lo que aún falta.

 

“Estamos viviendo una crisis de concentración de la riqueza”, donde los indicadores son buenos, pero no llega donde debe llegar el dinero, explicó Gispert, al tiempo que siguió hablando del empleo en relación a rubros. “El sector que no crece y sigue destruyendo empleo es el financiero”, esto se da porque se cambió la matriz de incentivos, en relación a lo que sostuvo Macri en su gestión.

 

En relación a las provincias, el estudio las clasifica en tres sectores de acuerdo al crecimiento por encima de la pandemia, como aquellas que no han recuperado esos valores, como pasa con CABA y Mendoza. Sobre esto, Gispert expresó que “queda evidenciado que Mendoza no ha podido generar empleo privado”.

 

Gispert habló de la metodología liberal en la política de replegar al Estado y permitir que el sector privado sea el generador de empleo, con los diferentes programas, como por ejemplo Mendoza Activa.Ante esto, concluyó que “Cuando vemos que Mendoza subsidia al sector privado, a costa del salario público, y después vemos que no se genera ese empleo privado, los datos demuestran que se fracasó”.