Con un Aconcagua Arena casi repleto, se presentó después de seis años de ausencia Ricardo Montaner.

Un show de aproximadamente más de dos horas, un comienzo más que romántico con “Tan enamorados”, el Argentino -Venezolano, hizo un recorrido por toda su carrera y que por una promesa realizada a su abuelo Laurentino, “Le prometí a mí abuelo en que iba a cantar tango, no solamente una canción, sino que hice un disco entero de mí música el Tango, producido y alentado por el tío de mis hijos, el  recordado conductor Gerardo Rozin y Diego Nuñez productor de La Voz Argentina ,quienes me ayudaron a cumplirle la promesa a mí abuelo”. Minutos después deleitó a sus fans con “El día que me quieras”.

Ricardo tampoco se olvidó de incluir a sus hijos en el espectáculo ya que por pantalla cantaron juntos la canción Amén . Un show impecable donde no faltó nada, risas, anécdotas, participación del público contando sus historias de amor y sobre todo mucha música. Montaner brillo y lo dio todo prometiendo que no van a pasar otros seis años para volver a sentir el calor de su público Mendocino. Con un final a toda fiesta donde el cantante tiro al público a modo de agradecimiento unas toallas de mano con su apellido y hasta su taza donde tomo te durante todo el espectáculo, cerrando una noche mágica y llena de éxitos.

Por Vicky López

PH: Cristian Prada