Durante su participación en el programa Muchas GraciasJuan Manuel Gispert analizó la situación de nuestro país en el vínculo con el Fondo Monetario Internacional.

“Alrededor de 3900 millones de dólares recibirá del FMI el gobierno nacional. Más allá de que la noticia es positiva, es lamentable que haya que viajar a Estados Unidos a rendir cuentas sobre la forma en que se está comportando la Argentina. Es una situación de la que hay que salir cuanto antes” explicó Gispert.

El FMI marcó que no se ha cumplido con la acumulación de reservas necesarias, producto de la importación de gas. Y festejan el aumento de las tasas para frenar la inflación.

En este sentido, Gispert destacó que “entre el aumento de las tasas, la falta de préstamos para consumo, lleva al enfriamiento de la economía”.

El analista también recordó que «nuestro país paga un sobrecargo en la tasa de interés porque se prestó dinero en condiciones que no eran adecuadas”.

En ese marco sucede otra cosa: “Massa forzó todas las variables posibles para llegar de la mejor forma a esta revisión técnica” explicó Gispert y analizó lo que ocurrió con el dólar Soja y la rápida exportación del sector y el incremento de los dólares financieros.

Finalmente, Gispert se refirió a un nuevo llamado al diálogo de Cristina Fernández, a la oposición. “Es la dirigente más observada pero no la más escuchada. Es una persona que fundamenta con mucha solidez teórica su pensamiento, más allá de que se esté de acuerdo o no. Ella lo venía planteando desde mucho antes del intento de asesinato. Sin importar quién esté en el gobierno”.

«En Mendoza, Suarez y Cornejo hacen un uso político de la grieta que ya es agotador. Dicen que no hay móviles policiales en San Rafael por culpa del gobierno nacional. Suarez va a Malargüe y dice que no se puede hacer Portezuelo del Viento culpa del kirchnerismo».