“La inflación es la fiebre de una economía enferma”, indicó el Ministro de Economía y remarcó que la misma se soluciona con «orden fiscal, disciplina, ponerse objetivos y no cambiarlos ante una adversidad”.

El ministro de Economía, Sergio Massa, aseguró que la inflación «no es ni más ni menos que la fiebre de una economía enferma», y aseguró que bajarla es «un desafío que tenemos todos», en particular él «como principal responsable» pero que también requiere de «una mirada responsable de toda la dirigencia política, empresaria y sindical».

«Ojalá todos tengamos los huevos bien puestos para bajar la inflación en la Argentina», dijo durante un acto en Entre Ríos en el que presentó un programa de compensación a productores de aves, huevos y cerdos, por la suba adicional en el precio de la soja, derivados y alimentos a base de la oleaginosa durante la vigencia del segundo Programa de Incremento Exportador.

«La inflación no es ni más ni menos que la fiebre de una economía enferma. El desafío que tenemos todos, yo como principal responsable, es animarnos a bajar la fiebre y a enfrentar esa enfermedad», expresó Massa.

Eso, agregó, «requiere orden fiscal, disciplina, trabajo en equipo y ponerse objetivos y no cambiarlos. También requiere una mirada responsable, de toda la dirigencia política, empresaria y sindical», a los presentes en el acto del que participaron el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo.

«El número (de inflación) de diciembre (5,1% para el nivel general) muestra que hemos recorrido un camino a la baja, pero no alcanza. Invito a todos los argentinos a que el camino que venimos recorriendo lo podamos transitar a la baja porque se trata de mejorar la salud de nuestra economía», dijo Massa.

Sobre este punto, aclaró que las versiones periodísticas que circularon en los últimos días sobre un supuesto lanzamiento de su candidatura a presidente en caso de que tenga éxito con su política económica son falsas, y que su única carrera «es para bajar la inflación y hacer crecer a la Argentina».

«Es una carrera para seguir ese camino de 22 meses consecutivos de generación de empleo. No me suban a otra carrera», advirtió el ministro.

El Programa de Fortalecimiento Productivo Argentino que anunció Massa busca compensar a productores porcinos, aviares y de huevos por la suba adicional en el precio de la soja, derivados y alimentos a base de la oleaginosa durante la vigencia del segundo Programa de Incremento Exportador.

Con una inversión de $ 3.500 millones por parte del Gobierno nacional, los productores beneficiarios del programa serán ayudados con una compensación de $30.000 por tonelada de alimento para los animales comprada entre el 28 de noviembre y el 30 de diciembre del año pasado, cuando se implementó un tipo de cambio diferencial para el complejo sojero que llevó el precio del poroto a valer entre $90.000 y $100.000 la tonelada.

Así, las y los productores porcinos de menos de 1.000 madres, recibirán una compensación de $30.000 por tonelada de soja, o sus equivalencias en subproductos o alimento balanceado, compradas entre el 28 de noviembre y el 30 de diciembre del 2022.

La compensación será calculada teniendo en cuenta el promedio mensual de carne porcina producida entre los meses de octubre 2021 y septiembre 2022 de cada productor, y se compensarán las toneladas necesarias para producir ese volumen de carne promedio resultante de su past performance en un único pago.

El componente destinado a las y los productores porcinos establece un monto máximo a percibir por productor de $5.000.000, alcanzando al 98% de las y los productores, con una inversión del Gobierno nacional de $1.000 millones.

El mismo procedimiento para poder determinar las ayudas a los productores porcinas, se utilizará para los aviares y de huevos, aunque en el primer caso se tomará el promedio mensual de pollos enviados a faena y en el segundo caso el promedio mensual de huevos comercializados.

En estos dos casos, las compensaciones alcanzan al 100% de los productores para lo cual el gobierno destinará $2.000 millones para los dedicados a la producción de carne aviar y $ 500 millones para los de huevo.

«A los productores que esperan una respuesta nuestra les decimos que la semana pasada le tendimos la mano a la leche, porque la sequia y los precios los estaban golpeando. Hoy le tendemos la mano al sector avícola y porcino, porque sabemos que también están golpeados, y la semana que viene estaremos en Santa Fe, para que todos los productores que se quedaron sin alimento tengan la asistencia de un estado presente», dijo Massa.

Y cerró: «Se terminó la idea de que en la Argentina es el campo o la industria. La Argentina es ambos, y este es el mejor ejemplo».

Minutos más tarde, en conferencia de prensa, Massa añadió que la «discusión política distrae», y que su equipo está «concentrado en bajar la inflación, apoyando a los sistemas productivos y trabajando para aumentar los volúmenes de producción».

«No estoy conforme -continuó- con 5 puntos de inflación ni mucho menos, el objetivo es seguir cada 75 días bajando un escalón más, con un esfuerzo colectivo».

En ese marco, sostuvo que el Estado tiene que ser «responsable fiscalmente, ordenado con sus gastos, cuidadoso con sus dólares» pero también «el árbitro para mantener en equilibrio las tensiones sociales y económicas».

LOS PRINCIPALES PUNTOS DEL PROGRAMA DE FORTALECIMIENTO PRODUCTIVO ARGENTINO

La iniciativa compensará a productores de carne porcina, aviar y huevos el adicional pagado por el poroto de soja o sus subproductos o alimento para el consumo de los animales.

El beneficio abarcará el período que duró la segunda ventana del Programa Incremento Exportador (PIE) entre el 28 de noviembre y el 31 de diciembre del año pasado.

Los siguientes son los principales puntos del anuncio realizado hoy en la localidad entrerriana de General Racedo: 

– El Programa contempla una inversión total de .500 millones por parte del Gobierno nacional.

– Las y los productores porcinos de menos de 1.000 madres, recibirán una compensación de .000 por tonelada de soja, o sus equivalencias en subproductos o alimento balanceado, compradas entre el 28 de noviembre y el 30 de diciembre del 2022.

– Para el cálculo de las toneladas a compensar se tendrá en cuenta el promedio mensual de carne porcina producida entre los meses de octubre 2021 y septiembre 2022 de cada productor, y se compensarán las toneladas necesarias para producir ese volumen de carne promedio resultante de su past performance en un único pago.

– El componente destinado a las y los productores porcinos establece un monto máximo a percibir por productor de .000.000, alcanzando al 98% de las y los productores. La inversión del Gobierno nacional es de .000 millones.

– Las y los productores avícolas recibirán una compensación de .000 por tonelada de soja, o sus equivalencias en subproductos o alimento balanceado, compradas entre el 28 de noviembre y el 30 de diciembre del 2022.

– Para el cálculo de las toneladas a compensar se tendrá en cuenta el promedio mensual de pollos enviados a faena entre los meses de octubre 2021 y septiembre 2022 de cada productor, y se compensarán las toneladas necesarias para producir ese volumen de carne promedio mensual resultante de su past performance en un único pago.

– Este componente alcanza al 100% de las y los productores. La inversión del Gobierno Nacional es de .000 millones.

– Las y los productores de huevos recibirán una compensación de .000 por tonelada de soja, o sus equivalencias en subproductos o alimento balanceado, compradas entre el 28 de noviembre y el 30 de diciembre del 2022.

– Para el cálculo de las toneladas a compensar se tendrá en cuenta el promedio mensual de huevos comercializados entre los meses de octubre 2021 y septiembre 2022 de cada productor, y se compensarán las toneladas necesarias para producir esa cantidad de huevos promedio mensual resultante de su past performance en un único pago.

– Este componente alcanza al 100% de los productores. La inversión del Gobierno Nacional es de 0 millones.

Fuente: Télam