Los cargos a dedo y sin un legítimo defensor no le sirven ni a la democracia, ni a la República, ni a nadie.
Necesitamos que se nombre al defensor de las personas con discapacidad por orden de mérito

https://www.facebook.com/2032671423453584/posts/3160507327336649/