“Jorge Fernández es una persona con discapacidad motriz que ha adaptado su vehículo y lo hace con otros”, explicó Germán Ejaque.

 

A la hora de dialogar con Rodríguez, junto a Emilio Vera Da Souza, Ariel Robert y Carolina Quiroga, durante el programa Muchas Gracias, le consultó sobre las adaptaciones que tuvo que hacer a su vehículo como consecuencia de su discapacidad producto de las secuelas de la poliomielitis. “En cuanto a las adaptaciones no hay nada estándar, eso depende de la discapacidad”, explicó.

En relación a la obtención de la licencia de conducir, Jorge explicó que los criterios son disímiles pero en general lo que ven es que “te muevas fácilmente y también hay evaluaciones médicas”.

 

Respecto de la obtención del carnet profesional para el manejo de taxis y remises, Jorge explicó que sólo conoce un caso en el que se tramitó pero gracias a una demanda judicial. En su caso, es propietario de una licencia de taxis, pero no pudo obtener esa licencia. Jorge explicó que “cuando se hace una licitación se otorga un cupo a personas con discapacidad, pero debería ser para una salida laboral, por lo que no deberían existir tantas trabas”.

 

Respecto de la situación vivida en el teatro plaza, Fernández afirmó que “es difícil merituar la situación porque son muchos factores los que inciden. Si hubiera tenido su licencia, la responsabilidad sería de quien la otorgó. No creo que hubiera una falla técnica porque el vehículo es modelo 2022. Hay discapacidades que son progresivas entonces, hay personas que normalmente manejan y a medida que van teniendo inconvenientes se compra un vehículo automático, pero si la patología progresa se pone peligroso.Quizás la persona no pudo sacar el pie del acelerador y necesitaba una asistencia manual”, expresó.

 

Finalmente, Fernández explicó que si la persona se manejaba con un andador, posiblemente había una disminución en los miembros inferiores.