Leonardo Jofré es un joven mendocino de 38 años con discapacidad, emprendedor y solidario. Ariel Robert lo entrevistó en «Tu Mejor Idea» por Radio A, FM 105.7

A pesar de que en la actualidad se encuentra  desempleado, diseño un modelo de negocio inclusivo donde confluyen personas con discapacidad y sin discapacidad.

Su modelo de negocios tiene basamento en una empresa de servicios, cuyo valor fundamental es el «Capital Humano» logrando armar una red inclusiva donde quienes la integran encuentran en Servir un motivo para creer y para crecer.

Lo contraproducente de este proyecto que de a poco va tomando forma, son los obstáculos burocráticos que les toca vivir en cuanto a la falta de respuesta del sector público.

Indudablemente el éxito o fracaso de Servir se basara en la constancia y en el respaldo que puedan llegar a obtener del Estado, llámese Gobierno Nacional, Provincial y/o Municipios.

Leonardo empezó a dar pasos en busca de la solución para las personas con discapacidad que luchan por encontrar un trabajo adecuado o el ambiente de trabajo correcto.

En Argentina existen varias iniciativas del estado que buscan promover la inserción laboral de las personas con discapacidad.

Según la Ley 25.689, el Estado nacional está obligado a ocupar personas con discapacidad en una proporción no inferior al 4% de la totalidad de su personal. Esto incluye los tres poderes del estado, organismos descentralizados o autárquicos, entes públicos no estatales, empresas del Estado y empresas privadas concesionarias de servicios públicos.

Sin embargo, existen informes que determinan que la mayoría de los organismos públicos no cumplen con la ley.
Además, desde el 2006, Argentina cuenta con un Programa de Inserción Laboral para personas con discapacidad, el cual promueve la inserción de los trabajadores con discapacidad mediante incentivos económicos a empleadores públicos y privados para su contratación.

En Mendoza la ley 5041 establece que el Estado debe contratar a personas con discapacidad en un 4 % de las vacantes que se produzcan en el año. Históricamente ningún Gobierno ha cumplido ese cupo, y vemos con preocupación que cuando se realizan concursos de ingreso a la administración pública, no se tiene en cuenta a las personas con discapacidad.

La Dirección Provincial de Atención Integral a las Personas con discapacidad cuenta con un área de Promoción Laboral, que en los últimos años no ha dado respuestas concretas de inclusión laboral y se ha dedicado solo a estimular emprendimientos que no tienen en cuenta las realidades del mercado. Por ejemplo se dieron talleres de encuadernación artesanal, práctica que en los tiempos que vivimos no tiene demanda suficiente como para ser un medio de vida.

A pesar de existir leyes que promueven la igualdad, para las personas con discapacidad es muy difícil encontrar un empleo y el diseño de Servir merece no solo una mención sino un reconocimiento del Estado al esfuerzo, al valor y al talento para diseñar una propuesta laboral inclusiva.