El municipio brinda las herramientas a aquellas personas que acrediten la posesión de varios años para que puedan tener el título de propiedad. Mucha emoción en los beneficiarios.

Diez familias del departamento de Las Heras recibieron las escrituras de sus casas gracias al Programa de Regularización Dominial, una herramienta que el municipio le otorga a aquellas personas que demuestren la posesión de varios años de sus viviendas y que no las tenían a su nombre.

Con mucha felicidad, y sobre todo emoción, los vecinos tuvieron las escrituras en sus manos en un sencillo acto, respetando los protocolos sanitarios correspondientes, que se realizó en la sala Malvinas Argentinas con la presencia del intendente Daniel Orozco y de la escribana de la Municipalidad Daniela Llaver.

“Estas personas hacía muchos años que estaban esperando la regularización de su dominio, que es tan útil porque se puede utilizar para construir, para poder transferirlo, venderlo, pedir un préstamo o lo que fuera. Hay gente que ha esperado más de 10 años, y en algunos casos hasta 40, para obtener esta escrituración. Y ahora tenemos el placer de entregársela y que disfruten de su casa de una manera legal”, manifestó Orozco mientras observaba la alegría de una de las beneficiarias.

Antes de la entrega formal de las escrituras, el intendente dialogó con estos vecinos, a quienes les preguntó por su situación y cómo estaban llevando en sus familias este tiempo de pandemia tan difícil para toda la sociedad. Orozco también escuchó algunos reclamos y pedidos, instrumentando inmediatamente los medios para darles soluciones.

Parada al lado del jefe comunal, Liliana Galdame, una de las personas que logró tener su escritura, expresó: “Estoy muy contenta y agradecida a la Municipalidad de Las Heras y a los que hicieron que hoy sea posible tener mi terrenito. Estuve esperando unos 15 años, así que estoy muy contenta que mi casa esté a mi nombre”.

Con lágrimas en los ojos, y luego de esperar 45 años, Elena Rodríguez solo pudo decir “emoción”, al describir el momento en el que recibió su escritura. Andrea, su hija, sostuvo que “estoy muy contenta por ella, porque es la que día a día luchó para llegar a tener su escritura. Estamos todos felices porque ya tiene la casa a su nombre”.

La escribana de la Municipalidad de Las Heras, Daniela Llaver, valoró la importancia de entregar estas escrituras y del programa, que le posibilita a los vecinos tener el título de su propiedad. “Este es un trabajo de muchos años, por eso la felicidad de estas personas que se van a sus casas con la escritura en sus manos. A través del Programa de Regularización Dominial tienen que acreditar la posesión de varios años, luego se inicia el expediente, el municipio se encarga de los planos de mensura y finalmente se hace la escritura”, detalló.