Ha sido una semana interesante por el mercado cambiario, el cual ha mostrado un comportamiento bastante explosivo, además de otro indicador como es el riesgo país.

Rául Mercau, columnista del programa Muchas Gracias comentó que el dólar oficial cerró a $136 para la venta, el blue, $337 para la misma condición, mientras que el contado con liqui cerró en $334 mientras que el dólar mep fue de 335. Lo que ha encendido el semáforo naranja en el gobierno es que en un mes el blue varió en más del 50%, comentó el economista.

El otro dato que preocupa, contó Mercau, es el riesgo país, que en un mes pasó a 2913 puntos, al tiempo que el especialista explicó qué significa este indicador. En esta situación, el gobierno trata de dar certidumbre desde lo fiscal de que los recursos están para hacer frente a la deuda.

 

Esto de la relación del blue con el riesgo país es que los mercados tienen desconfianza en que se pueda enfrentar la deuda, por eso las medidas dadas por la cartera económica. Si bien Mercau manifiesta que el dólar blue es un mercado pequeño, impacta en las expectativas, por lo que hay influencia.

 

Hoy estamos teniendo un tipo de cambio doble, con un dólar oficial y uno turista, como parte de las nuevas medidas nacionales, explicó el economista, quien sostuvo que de esta manera el gobierno busca formalizar actividades para que se fortalezca el ingreso de dólares a la reserva del Banco Central.

 

El gobierno tiene que torcerle el brazo a un grupo de especuladores y a un grupo de personas que no están orientadas en la realidad.

 

Por otro lado, las medidas que han tomado implica un cambio y eso puede incidir en el acuerdo con el FMI. Maercau habló de las preocupaciones en el organismo internacional en torno al acuerdo como también habló de los plazos de revisión.

 

“Las medidas que tienden a cambiar la especulación en el sistema cambiario, las políticas económicas entre otros, dan certidumbre en el mercado y caminan a cumplir con el acuerdo con el FMI”, expresó Mercau, por lo que el gobierno paso a paso va en la dirección correcta.

 

Las variables a tener en cuenta son el riesgo país, las variables de los distintos dólares y el proceso inflacionario, la cual si no supera el 70% estará sobre los valores aceptables. Por otro lado, los datos negativos, son las presiones que surgen desde afuera, concluyó el economista.