Fuente: laarena.com.ar

La asociación piquense «Te ofrezco mi voz» trabaja por la inserción laboral de las personas sordas e hipoacúsicas.

En diálogo con LA ARENA se refirieron a todas las barreras que le impone la sociedad, y marcaron que la pandemia de Covid-19 sumó la que implica el uso del tapaboca o barbijo, dado que no pueden leer los labios.

Adriana Guzmán indicó que bregan por el cumplimiento de la Ley 2226, que establece el Régimen Especial de Protección Para Personas con Discapacidad, a la cual adhirió hace varios años el municipio piquense.

«Estamos tratando de que se cumpla con la ley, y con la posibilidad de incorporar más gente. Pedimos que las personas con discapacidad tengan una conexión más directa, para que se sepa el porcentaje, cuanta gente está en eso», indicó. Recalcó que trabajan por la inserción laboral en otras entidades provinciales y locales.

BARRERAS

En este sentido, Nivia Sureda, explicó que la asociación se formó hace varios años, con algunos de los padres de la Escuela de Sordos de esta ciudad, y tiempo atrás, obtuvo la personería jurídica.

También, dio cuenta de las dificultades que tienen para ingresar a un empleo en el ámbito público, y mucho más en el privado.

«Pedimos una base de datos, donde los chicos con discapacidad puedan cargar sus currículums y cuando hay una vacante, vean si pueden ocupar un cargo, porque hay muchas instituciones del medio. Ellos tienen necesidad de tener su ingreso y tener su propio trabajo, para dignificarse y no lo podemos lograr. Venimos hace años trabajando en esto», dijo.

Además agregó: «En la parte privada es dificilísimo porque podes tener un buen currículum pero cuando ven que son sordos, eso se transforma en un obstáculo».

PANDEMIA

Sureda, marcó que a todas las barreras que impone la sociedad a las personas con discapacidad, la pandemia sumó otra, y es el uso del tapaboca o barbijo.

«Hoy tienen otra limitante que es el barbijo, porque ellos leen los labios. Hace muchos años que venimos trabajando en esto, y en el 2018 un grupo de padres logró la personería jurídica. Se trabaja en muchas líneas, nosotros somos un nexo entre las personas sordas y la inclusión. Escuchamos las necesidades, lo que nos plantean, y tratamos de que las barreras vayan desapareciendo», finalizó.