Calles y accesos cortados y colapsados. Guaymallén inaccesible.

 

Sin dudas las P.A.S.O. no solo marca una mega encuesta política, si no también la poca o nada de planificación de cuando y como entregar obras al ritmo de la campaña. Guaymallén, uno de los departamentos más poblados de Mendoza, hace más de tres años que nada en un mar de malos manejos en lo que respecta a planificación de obras, con accesos colapsados casi a toda hora del día, se vuelve una odisea llegar al domicilio, escuela o trabajo de los que viven en el departamento que administra el cacique Marcelino Iglesias.

Es fácil llegar a cualquier hora del día y ver la imagen de cientos de autos y micros intentando acceder al departamento. Calle Tirasso cortada por una obra necesaria pero con cero planteó de fecha de entrega. Este corte afecta llegar llegar a barrios y trabajos de la zona. Luego tenemos la calle Arenales, una calle que ya vivía con colapso vehicular antes de tener shopping o supermercados, hoy es prácticamente una aventura tratar de llegar de algún otro punto de la provincia a villa nueva.

Bandera de los antes es otro camino de espinas, cortada en calle tirado altura del famoso bario Santa Ana. Esta antigua ruta es el canal de acceso para varios barrios o casas y además se suma el tratar de llegar a las escuelas para poder emitir el voto en estás elecciones.

Sin dudas las obras son necesarias, pero sin una exacta planificación es casi una trampa para los que intentamos llegar y cumplir con el sufragio.

 

Por Fernando Cascino