Interpretado por Juan Pablo Lemos y Aníbal Villa, y dirigido por Daniel Posada, este clásico del teatro nacional lleva 16 años cautivando a público de todas las edades.

Es un clásico del teatro argentino y, también, de la cartelera ATP de Mendoza. Es que con 16 años en cartel, un extenso recorrido escénico y múltiples premios, la puesta mendocina de Aeroplanos, del porteño Carlos Gorostiza, ya es un clásico.

Detrás de estos logros, están los actores Juan Pablo Lemos y Aníbal Villa y el director Daniel Posada (Zzin Teatro) quienes, en 2005, decidieron llevar a escena esta emotiva y tierna mirada sobre la vejez.

La historia se centra en Paco y ‘Cristo’, dos viejos amigos de la infancia que, de cara a un futuro poco amable y en el marco de una pandemia, reflexionan sobre el sentido de la vida. Lejos del pesimismo, lo hacen desde la picardía y el humor. «Es una obra cargada de emoción, alegría y de humor. Estos personajes se retroalimentan para seguir apostando por la vida», dice Villa.

Pero en su 17° temporada, Aeroplanos llega aggiornada. «Esta es una versión reloaded -define el actor-. No podíamos obviar el detalle de que, frente al Covid-19, ambos personajes representan a la población de riesgo. Por eso los actualizamos y los pusimos en situación de pandemia. Esto le da un toque actual e incluso más humorístico a la obra, que es un clásico argentino».

Luego de agotar entradas en el Teatro Independencia a fines de 2020, Aeroplanos aterriza, ahora, en Godoy Cruz. Se verá el sábado 27 de febrero a las 22, en el Teatro Plaza (Colón 27, Godoy Cruz) . Entrada general: $250. En venta en www.entradaweb.com. Por protocolo la capacidad de la sala es limitada. Se recomienda llegar al teatro al menos media hora antes del comienzo de la función para cumplir con los requisitos sanitarios.