A propósito de la reciente Ley  impulsada por el diputado provincial mendocino José Videla, en el Programa Muchas Gracias que se emite por FM 92.7 y AM 780 Nacional Libertador, entrevistaron a la legisladora jujeña Alejandra Cejas, ya que desde el bloque al que pertenece están denunciando serias irregularidades en Jujuy al respecto.

Tanto como en el proyecto de Mendoza, Jujuy adhirió a la ley nacional 27350, que autoriza y faculta para el desarrollo de investigación medicinal del cannabis, lo que habilita a cultivar plantas de marihuana (con la finalidad investigativa) algo que en Mendoza está penalizado y ha sido severamente auscultado por las autoridades de los ministerios público fiscal y de seguridad

Consultada la legisladora Cejas trazó un panorama peor que oscuro en la provincia norteña, también gobernada por un radical, socio en la coalición nacional Juntos por el Cambio. Ante las consultas realizadas por los periodistas del programa Muchas Gracias, relató que la muy promocionada empresa Cannava, Sociedad del Estado, en los hechos funciona como una sociedad anónima privada, ya que no rinden cuentas, no transparentan sus actividades y además usurparon un terreno que Plinio Zabala –ex titular de la finca El Pongo- cedió en calidad de donación a la provincia de Jujuy con fines de ayuda a un hospital (el usufructo que las actividades de esa finca produjeran).

El proyecto de “la granja más grande del Planeta” para el cultivo de marihuana y la producción medicinal de aceite de cannabis fue constituido por la ley 6088 y su modificatoria 6111. Cannabis Avatara Sociedad del Estado (Cannava) es presidida por el hijo del gobernador Morales, Gastón seguramente con el propósito de que todo quede en familia

Esta sociedad estatal firmó un primer acuerdo en su etapa piloto con Green Leaf Farmas International, compañía subsidiaria de la corporación Players Network, cuya principal actividad está lejísimo de los propósitos medicinales, ya que se trata de quienes desarrollan, realizan y proveen juegos en red para los casinos de Las Vegas, además de generar contenidos para informática y televisión.

La imposibilidad de que esta empresa jujeña, dirigida por Gastón Morales -hijo del gobernador- controle adonde la empresa estadounidense comercialice el producido de marihuana en el departamento de Perico, habilita a pensar que se desnaturaliza la finalidad manifiesta de la ley nacional 27350, y también la norma provincial 6111. Hay que considerar que en Estados Unidos, 30 de los 50 estados tiene permitido el uso del cannabis para fines medicinales, pero además varios estados legalizaron el uso de la marihuana con fines recreativos. Para poder tomar dimensión de lo que hablamos, California, uno de esos estados, cuenta con una población cercana a los 40 millones de habitantes (39.510.000 según estimación 2019)

Las interminables discusiones sobre lo nocivo del uso de la marihuana, los perjuicios que le puede ocasionar al humano su consumo regular y por otro lado, las propiedades curativas que provee no fueron parte de la intención de la entrevista sino la discrecionalidad feudal que el gobernador Morales ejerce en Jujuy y la dificultad que existe tanto en Jujuy como en Mendoza para acceder a información que tiene carácter pública.

Sería prudente que quienes cuentan con el privilegio de ser elegidos por sus conciudadanos y son depositarios de la confianza de la mayoría, abandonen el nepotismo y las actitudes discrecionales y honren el lugar que se les ha asignado.

El ocultamiento de la información. Las designaciones a dedo. Los acuerdos que firman con empresas transnacionales en los que la letra chica tiene más importancia que los títulos,  conspiran contra los sistemas republicanos y democráticos, dos valores que son parte inseparable de los discursos, especialmente del gobierno aludido (de Jujuy) pero valores despreciados en la acción cotidiana.

Con este ejemplo de Jujuy, deberían tomar nota en Mendoza, para que las buenas intenciones prosperen con la transparencia y decencia necesarias. Así una vez que se efectivicen los proyectos de cultivo y comercialización, no sólo disfruten los dirigentes de ocasión y podamos reírnos todos.