Por 12° año consecutivo, La Casa Violeta abre sus puertas para celebrar a la Madre Tierra con una variada programación que combina teatro, música, talleres y actividades especiales. Del 13 al 29 de agosto se podrá disfrutar de manera presencial y virtual de diversas propuestas realizadas por mujeres y disidencias locales, nacionales e internacionales.

 

Según la creencia de los pueblos originarios de América Latina, en agosto se venera a la Pachamama con diversos rituales para agradecer, pedir y bendecir, entre otras cosas, las buenas cosechas. Es un mes para devolver y por ello, desde hace más de una década, La Casa Violeta celebra a la Madre Tierra ofreciendo su arte.

Este año, en su 12° edición, el espacio cultural abre nuevamente sus puertas con una variada programación, tanto presencial como virtual, que combina teatro, música, experiencias performáticas, talleres y actividades especiales. Durante tres fines de semana, del 13 al 29 de agosto, mujeres y disidencias se agrupan con el único fin de compartir y celebrar su trabajo.

En el 2020, el ciclo se mudó al terreno virtual y se federalizó. Ahora, va por más y suma, entre otras novedades, propuestas del exterior del país a su grilla. «Es la primera vez que tiene un carácter internacional y participan personas de distintos países. También, de manera inédita, una de las funciones se realizará en otro espacio independiente. Además, el cierre del ciclo será una intervención callejera en el barrio. Esto tiene que ver con la posibilidad de abrir nuestras puertas y compartir con la gente de la zona», expresa Gabriela Simón, una de las organizadoras.

En esta oportunidad, las actividades de Latidos están estructuradas en torno a tres ejes por fin de semana. En el primero, aquellas que tienen como sostén un espíritu y una fuerza colectiva. En el segundo, se hace hincapié en las disidencias, no sólo las identitarias, sino también las de los lugares desde los que se crea y en el tercero, todo gira alrededor de la comicidad.

Además, después de un año atípico, el ciclo pone énfasis y tiene como imagen central la activación. «Gira en torno a cómo tomamos este espacio de trabajo, quiénes somos ahora, cómo volvemos a compartirnos. Es un espacio para seguir pensándonos y repensándonos», enfatiza la actriz clown.

Las entradas para las funciones presenciales tienen un valor de $400 y se pueden adquirir en la boletería de La Casa Violeta (Paraguay 1474, Godoy Cruz). Las actividades por streaming son gratuitas con colaboración voluntaria y se accede a ellas a través de Teatroenlanube1.com.

Latidos 2021 es un ciclo autogestivo y cuenta con el apoyo del Instituto Nacional del Teatro (INT) Representación Mendoza.