Fuente: Bien Cuyano

En momentos que se debate una nueva ley de cannabis medicinal, que amplíe su uso y permita mayores libertades para acceder al tratamiento –que incluye el auto cultivo y la dispensa en farmacias –un laboratorio logró el visto bueno para comenzar a producir un tratamiento en el país.

Se trata de la firma Alef Medical Argentina, que anunció este miércoles que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó el primer producto de cannabis que estará en el mercado nacional.

El fármaco es en base a cannabidiol (CBD), y será utilizado para el tratamiento de la epilepsia refractaria, especialmente en niños.

Desde hace tiempo, en el mundo se utiliza el cannabis, en especial el cannabidiol, para controlar cuadros de epilepsia en personas que no responden a los medicamentos.

Según explicaron los responsables de este avance, el producto que ha sido aprobado por la ANMAT será manufacturado en la Argentina y su certificado de inscripción en el Registro de Especialidades Medicinales (REM) tendrá una vigencia de cinco años.

En esta primera instancia, la agencia reguladora está convalidando la inscripción del medicamento. Sin embargo, antes de que pueda ponerse a la venta, el laboratorio productor deberá notificar el inicio de la elaboración del primer lote, para que luego el organismo le dé el visto bueno definitivo.

El laboratorio productor deberá cumplir con el Plan de Gestión de Riesgo (PGR) que fuera aprobado a comienzos de septiembre.

El hecho de la aprobación de ANMAT tranquiliza a los médicos que la usen con respecto a la seguridad del producto y a poder contar con una dosificación confiable.

Esto es un gran avance en un área donde ya hay evidencia científica clara, afirmó Sarasola. En tanto, para Martino es un importante avance que “este cannabis medicinal pueda lograrse a través de una producción industrial controlada asegurando la concentración del principio activo que nos interesa, qué es el cannabidiol de más del 98 por ciento, y una presencia despreciable, con trazas, del tetrahidrocannabinol que es un principio que genera dependencia farmacológica, es psicoactivo y muy nocivo para la clínica y la realidad del paciente”.