La novel vejez de las crónicas
Eso ¿no es viejo? le apunta el editor a su periodista. El título decía: en el último zoom, más que un encuentro lo que hubo fueron varios desencuentros entre los miembros de la coalición Juntos por el Cambio. Esa reunión digital entre los referentes del radicalismo y del pro se produjo el 10 de enero, pero las diferencias, en vez de morigerarse, al parecer, se han acentuado.

La intención es lo que cuenta
Entre las cientos de encuestas y trabajos de investigación que circulan, en el de Zubán Córdoba realizado entre el 17 y el 21 de diciembre, toda especulación da por ganador para el cargo de Presidente de la Nación a alguien de Juntos por el cambio. Y en la totalidad de los escenarios presentados, Horacio Rodriguez Larreta lleva las de ganar y por márgenes generosos. Esto, hasta que leemos el trabajo de Raúl Aragón & Asociados, concliuido el 5 de enero, en el que surge una tímida diferencia en las preferencias electorales a favor de Patricia Bullrich. La metodología de análisis y colecta es distinta y los invito a repasar, ambas

encuesta zuban cordoba encuesta aragon

Datos opinados.
Son mil trescientos casos y mil quinientos de una y otra empresa de investigación, con un grado de fiabilidad superior al 95%,ambas realizadas hace más de 15 días, algo que puede resultar anacrónico para la celeridad de los tiempos políticos, excepto que hagamos un ejercicio de memoria o acudamos a una hemeroteca cercana.
Eso que parece antiguo, puede tener una vigencia incalculada. ¿duda?, revise los nombres.

Que se vayan todos, pero no muy lejos
Hace 22 años, cuando alguna o algún estudiante universitario ,que acaba de matricularse, estaba dando muestra de vitalidad en alguna sala de parto, quienes hoy postulan para presidir la República eran los expulsados. Eran los destinatarios del «que se vayan todos» Principalmente quienes ocupaban cargos en el gobierno de la Alianza, aquél de Fernando de la Rúa. Me refiero a Horacio Rodriguez Larreta y a Patricia Bullrich. Hoy, dos candidatos en pugna

Más que Maduro, se pudrió todo.
Aunque las coincidencias en repudiar la visita de Maduro son contundentes, a la hora de definir cuál será el método y la conveniencia en la alianza Juntos por el cambio, para decidir sobre candidaturas, nada está consagrado.

De paso sin paso
Cada vez son más las provincias que adhieren a eliminar las PASO (Primarias abiertas simultáneas y obligatorias). Una contradicción más en el país de las contradicciones perpetuas. Y en las que siguen con el sistema, hacen fintas para simular las incomodidades.

Desencuentro virtual
De ese foro o cumbre entre la gente del PRO (acrónimo de Propuesta Republicana, con la «o» como incógnita insalvable) y del radicalismo, surgió una disidencia inicial. El diputado nacional «pro» Omar de Marchi, mendocino, actual armador de Horacio Rodriguez Larreta, decidió rebelarse ante el ninguneo de su gobierno provincial (actualmente Rodolfo Suarez es la figura que ocupa el sillón de San Martín, pero el senador Alfredo Cornejo quien domina los hilos de la provincia cuyana) y en vez de dar batalla en las P.A.S.O como integrante de la alianza, que en este caso se llama «Cambia Mendoza», quien cambiará es él y competirá pero por afuera, con sello propio y divorciándose de la coalición que lo llevó hasta la banca que ocupa hoy en la cámara baja.

Gansos son los trapos.
Omar de Marchi comenzó militando y fue intendente de Luján de Cuyo como miembro del conservador partido Demócrata de Mendoza. Luego llevó la propuesta amarilla a Mendoza y en 2015, el por entonces intendente de Godoy Cruz y luego presidente del Comité Nacional del Radicalismo, Alfredo Cornejo, armó un frente opositor (electoral) en el que juntó a los conservadores y colaboracionistas de la dictadura iniciada en 1976 con fuerzas como Libres del Sur, el mismo PRO e incluyó al Frente Renovador, partido del actual ministros de economía de la Nación Sergio Massa. Sumó además a un partido liderado por un pastor evangélico, propietario de medios, con su partido Más fe.

Paso al costado, pero no tanto.
En 2019 Omar de Marchi enfrentó al «aparato» en las P.A.S.O , como pre candidato a gobernador por Mendoza y perdió – como todos calcularon- abultadamente. Eso no le impidió ir luego en la boleta como postulante a Diputado Nacional y logró recuperar un lugar en Diputados de la Nación. Delegó en su sobrino, Sebastián Bragagnolo la intendencia de Luján de Cuyo.único departamento gobernado por el PRO

Hartos de la tribuna
Durante el gobierno de Cornejo, como en el actual de Suárez, el protagonismo del pro, como así también el del resto de las fuerzas que le dieron votos al frente Cambia Mendoza, es inexistente. No son convocados ni para las celebraciones patronales. Todo reclamo o diferencia que puedan tener con la conducción de Cornejo queda postergada para nunca. Y ahora,De Marchi, según sus enfáticas -aunque demasiado recientes declaraciones- el modo de operar de la actual gestión (radical y un pedacito de Libres del Sur) es una mímesis de los métodos del kirchnerismo.
Tanto la legislatura, como el poder judicial y todos los entes de control son dominados a placer por Cornejo.

Combate entre un ganso y una Pato.
Estos animales (versión peripatética) no pudieron conciliar intereses a pesar de las similitudes. Bullrich, presidenta del partido que De Marchi lidera en su provincia, ha conformado una alianza con Cornejo. Cornejo, al no haber conseguido un lugar cómodo a nivel nacional, ha decidido volver a la tierra del sol y del buen vino, para intentar ser nuevamente gobernador, algo inédito en la provincia. Omar de Marchi decide jugar fuerte, pero por afuera, sabe que en una P.A.S.O quien tiene el calzado adecuado es quien gobierna y sería otro fracaso, esta vez insensato. Y por otro lado, un osado intendente del departamento Las Heras, radical, fue quien primero levantó la mano pidiendo ser él el candidato del frente Cambia Mendoza. Un médico que hasta hace 8 años era un ignoto en la política mendocina, está culminando su segundo mandato en Las Heras, uno de los bastiones del peronismo, con elevado consenso y encuestas que lo entusiasman. Pero no es el único, hay al menos, dos más. Ulpiano Suárez, intendente de la Ciudad capital de Mendoza, sobrino del actual gobernador, y Tadeo Garcia Zalazar, el discípulo de Cornejo


Rompan filas.

El tema Mendoza podría ser apenas una anécdota. Un escaso 4% del padrón electoral no produce insomnio, el riesgo es el efecto imitación. Este gesto rupturista de De Marchi, hombre muy gravitante en el armado nacional del PRO, puede ser una amenaza para la alianza que gobernó la Argentina 2015 – 2019. También esto puede abrir posibilidades a terceras fuerzas -paradójicamente en Mendoza, esa tercera fuerza es el peronismo- y alimentar los deseos incontenibles de los Milei

Nada es para siempre.
Mientras cerramos esta nota, brotan como acné en el rostro de adolescentes las encuestas. Una última indica una paridad técnica entre el ministro Massa y el presidente Fernández, ambos, de todas maneras, debajo de las tendencias que marcan los aspirantes de Juntos por el Cambio, asimismo, las respuestas que abundan y alcanzan porcentajes determinantes son los de ese partido al que muchos políticos en ejercicio veneran aunque no sean afiliados, es el famoso nosabe nocontesta, que por ahora goza de una mayoría imbatible